Las intensas lluvias provocan la mayor riada de las últimas dos décadas en Gondomar

FOTO: MIGUEL JORGE ÁLVAREZ // Val Miñor Diario

Con las intensas lluvias caídas en las últimas 48 horas las inundaciones volvieron a Gondomar, en esta ocasión con una intensidad que no se recordaba en décadas. Los daños fueron cuantiosos sobre todo en la parte baja del centro, justo en la confluencia del Miñor y el Zamáns con decenas de coches inundados, calles cortadas al tráfico, el centro de salud, locales comerciales, garajes y el entorno de Rosalía sin luz.

El nivel del agua se tragó el transformador subterráneo dejando sin suministro a cientos de vecinos. El alcalde Paco Ferreira avanzó que activará una línea de colaboración con los afectados mientras efectivos de FCC, voluntarios y Vías y Obras trabajan desde las seis de la madrugada en las zonas afectadas.

Los desbordes también se repitieron en Sabarís con inundaciones en casas, el gimnasio Monte Real. En Nigrán el Muíños también se descontroló provocando numerosos daños en el entorno de Playa América. Debido al aluvión de incidencias el GES se vio desbordado.