La Diputación y el Ayuntamiento de Nigrán firman el convenio para la ejecución de la senda de Parada

La senda peatonal que mejorará la movilidad peatonal y también el ocio de los vecinos en la parroquia de Parada, en Nigrán, está más cerca. La Diputación viene de aprobar el convenio al que el Ayuntamiento ya había dado su visto bueno, despejando así el camino a la licitación de unas obras que están valoradas en 973.023 euros. La Diputación aportará el 70% (681.116 euros) y el Ayuntamiento los restantes 291.907 euros (30%). Al mismo tiempo, está ya en marcha el expediente de expropiación, que financia el Ayuntamiento de Nigrán, por un importe de 15.611 euros para hacer posible la disponibilidad de la totalidad de los terrenos necesarios para el encaje de la senda en una carretera caracterizada por su estrechura.

La futura senda peatonal tendrá una longitud de un kilómetro y se sitúa en la carretera provincial EP-2106, que une A Ramallosa con Parada en una zona con alta densidad de población y en la que la carretera carece de arcenes, impidiendo de este modo la circulación a pie en condiciones de seguridad vial. La vía, con un trazado total de 4,2 Km, tiene una intensidad media de circulación de casi 1.500 vehículos al día.

La actuación proyectada discurre entre los PQ 3+200 y el PQ 4+195 conectando el núcleo de Santiago de Parada, en el entorno de su iglesia, con el núcleo de la Areíña. La senda tendrá un ancho variable garantizando un mínimo de 2,50 metros, cumpliendo así los estándares del modelo de movilidad integral de la Diputación. Estará ejecutada en hormigón de color con un grosor de 15 centímetros sobre base compactada. Estará separada de la calzada mediante un caz de hormigón en el que se alojan las parrillas para la recogida de las aguas pluviales. Además se enterrarán bajo la senda todas las líneas de electricidad y telecomunicaciones y alumbrado público, que será renovado. También se sustituirá la actual bionda en la orilla de algunos tramos de la carretera por una barandilla urbana. Todo ello para garantizar un recorrido accesible, seguro y libre de obstáculos.

Integración con el entorno patrimonial

El elemento más singular de la transformación de este tramo de la EP-2106 es el tratamiento en el entorno patrimonial en el núcleo de Parada, donde se va a construir una plataforma única de prioridad peatonal sobreelevada 10 centímetros sobre la calzada. En una longitud de 225 metros la prioridad peatonal será total con un pavimento que mezcla loseta de piedra y hormigón, integrándose de este modo de manera armoniosa con la iglesia y el cruceiro. En esta zona de plataforma única, a la que los vehículos acceden con badenes y en la que la velocidad estará restringida, se colocarán también bancos de madera y se cambiará la situación de la marquesina de autobús.

Finalmente, el proyecto contempla la pavimentación de todo el ámbito debido al deterioro del firme actual. Donde sea preciso, el asfalto será demolido y, finalmente, se aplicará una nueva capa de aglomerado en caliente. Además se instalarán varios pasos de cebra sobreelevados. La prioridad peatonal será remarcada por la nueva señalización horizontal y vertical en todo el recorrido. El plazo estimado para la ejecución de las obras, una vez adjudicadas y firmada el acta de replanteo, es de 8 meses.