El ascensor financiado por la Diputación soluciona la accesibilidad de la Casa de la Cultura de Gondomar

La accesibilidad a la Casa de la Cultura de Gondomar ya no es un problema. Las obras de eliminación de barreras arquitectónicas e instalación de ascensor finalizaron después de una inversión de 50.728 euros, aportados por la Diputación a través del Plan Concellos. La actuación fue visitada por el diputado de Economía y Hacienda, Carlos Font; el alcalde, Francisco Ferreira, y la concejala y diputada Iria Lamas.

El edificio, situado en la calle Manuel Alonso de Gondomar, está distribuido en planta baja, dos plantas y bajo cubierta. Contaba, hasta ahora, con un núcleo interior de escaleras como única opción para los desplazamientos verticales. Además, existían escalones en la comunicación del porche cubierto de la entrada con la calle. Por todo ello, resultaba un inmueble sin accesibilidad y con obstáculos insalvables para las personas con movilidad reducida. Se trata de un equipamiento cultural que es muy utilizado por los vecinos al albergar en la planta baja el aula municipal de informática y el despacho de la trabajadora social. En la planta primera está la Biblioteca Municipal, incluyendo la sala de lectura. En la segunda planta hay un amplio salón de reuniones y en el bajo cubierta está el archivo y zona de almacenaje.

El nuevo ascensor cuenta con unas dimensiones homologadas que permite la entrada de personas con silla de ruedas y comunica las plantas baja, primera y segunda. Además, se solucionó el problema del escalón en el portal principal con una cuesta homologada y una plataforma uniforme que permite la accesibilidad desde la calle Manuel Alonso.

Durante la visita, el diputado Carlos Font destacó la colaboración permanente de la Diputación en la asistencia a los ayuntamientos, posibilitando que estos afronten todo tipo de obras y actuaciones para mejorar los servicios que prestan a la ciudadanía. En este caso, añadió, “estamos delante de un buen ejemplo de la utilidad de ese Plan Concellos que la Diputación reparte, de manera reglada y con total transparencia, entre todos los municipios de la provincia menores de 20.000 habitantes y que durante este año 2021 movilizó 42,5 millones de euros”.

Francisco Ferreira agradeció el apoyo de la Diputación, que calificó como “vital” para los ayuntamientos de la provincia y coincidió en la importancia de poder disponer de unos fondos reglados “que nos permiten afrontar gran parte de las inversiones que acometemos”. “La Diputación se convirtió en estos últimos años en la institución que más colabora con los ayuntamientos, sin duda alguna”, concluyó.