El Aula Hospitalaria y la Atención Educativa Domiciliaria del Área Sanitaria de Vigo inician el curso escolar

El Aula Hospitalaria y la Atención Educativa Domiciliaria del Área Sanitaria de Vigo ya iniciaron el curso escolar. Ambos servicios, que dependen de la Consellería de Educación, tienen su sede en el Hospital Álvaro Cunqueiro en la zona próxima a las plantas de hospitalización pediátrica. En este curso se estrenan las nuevas instalaciones ya reformadas, con mayor amplitud y servicios.

En el acto simbólico de la apertura del curso estuvieron presentes el conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña; la delegada de la Xunta de Galicia en Vigo, Marta Fernández-Tapias; el gerente del Área Sanitaria de Vigo, Javier Puente; el jefe territorial de la Consellería de Educación, César Pérez Ares; la jefa de servicio de Pediatría, Ana Concheiro; la jefa de hospitalización de Pediatría, Mar Portugués; las profesoras del aula y personal de enfermería de la planta.

El Aula Hospitalaria cuenta con dos profesoras, cuyo trabajo consiste en que los niños y niñas hospitalizados pierdan la menor actividad escolar posible a pesar de estar enfermos. Para eso, una de las profesoras permanece en las instalaciones del aula y atiende a los niños que pueden salir de sus habitaciones, mientras la otra atiende las necesidades educativas de los pequeños pacientes que, por prescripción médica no pueden abandonar la habitación.

Aunque la actividad educativa está, como es evidente, en función del número de niños y niñas ingresados, el pasado curso escolar se atendió a una media diaria de más de 20 alumnos y alumnas.

Programa pionero

La otra faceta docente que se realiza es la Atención Educativa Domiciliaria. Desde el curso pasado tiene su sede y la coordinación en el Hospital Álvaro Cunqueiro, en un programa pionero de la Consellería de Educación, ya que anteriormente la sede de este servicio estaba en un colegio público.

El profesor se desplaza una vez por semana a los domicilios de los escolares que deben permanecer en sus domicilios por un período de tiempo, por prescripción facultativa. Un docente se encarga de esta labor, aunque a lo largo del curso, el número es más elevado, también en función de la demanda.

“El pasado curso llegó a haber 11 profesores para atención domiciliaria y se atendió hasta 55 niños y niñas”, explica Marta Nieto, responsable del Aula Hospitalaria, que añade: “La demanda aumenta según avanza el año escolar”.

El Aula Hospitalaria no solamente persigue mantener el nivel educativo de los pacientes pediátricos, sino que también organiza actividades lúdicas para el tiempo de estancia de los pacientes sea lo más llevadero posible. A finales del curso pasado pusieron en marcha, además, un blog con el nombre de “Sin cita previa” (https://aulahospitalariavigo.blogspot.com/) en el que se reflejan las actividades de todo tipo que se realizan.