La Xunta contempla una apertura gradual de la hostelería según la situación sanitaria de cada ayuntamiento

FOTO: PABLO F. ESTÉVEZ // Terraza en Nigrán.

La Xunta mantuvo esta mañana una reunión con representantes del sector hostelero gallego, en la que se informó del Plan de desescalada de las medidas restrictivas puestas en marcha en los ayuntamientos gallegos y que afectan directamente a este sector.

El vicepresidente primero de la Xunta y conselleiro de Presidencia, Justicia y Turismo, Alfonso Rueda, junto con la conselleira de Empleo e Igualdad, María Jesús Lorenzana, y el conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña, se reunieron con representantes del Clúster Turismo de Galicia y del sector de la hostelería y de la restauración para escuchar sus demandas, tal y como viene haciendo desde el inicio de la pandemia.

En el marco de la reunión, según indicó el vicepresidente primero, el Plan de desescalada incluye indicadores que permiten la evaluación del riesgo de transmisión de la Covid-19 y facilitan la toma de decisiones tanto para el establecimiento de medidas de control proporcionales al nivel de riesgo, como para el inicio del desescalada de las restricciones. Se tendrán también en cuenta tanto criterios epidemiológicos como de capacidad asistencial.

Así, según sea situación sanitaria, habrá distintos escenarios. El siguiente escenario al cierre total será una hostelería abierta 30% en el interior y 50% en el exterior, con horario hasta las 17,00 horas. El siguiente escenario sería con el mismo aforo, pero con el horario de apertura hasta las 23,00 horas y con agrupación de personas que no vivan juntas hasta un máximo de 6 personas.

Si la situación mejora, ya en el siguiente nivel los aforos aumentarían y el horario también, con un 50% en el interior y 75% en el exterior y con cierre a las 23 horas. El Plan también incluye los escenarios cara una situación de casi normalidad, con los establecimientos abiertos sin restricciones de aforo pero con limitación de horario y, finalmente, la normalidad.

Este plan será abordado mañana en una reunión del Comité Clínico de la que deberán salir los criterios hospitalarios y epidemiológicos que hice cuando se puede pasar a cada escenario en función de las circunstancias de cada ayuntamiento.

Tal y como indicó Alfonso Rueda, “los criterios de desescalada deberán ser aprobados y fijados de forma definitiva en la reunión del Comité Clínico, y la intención de la Xunta es hacer una desesacalada de la hostelería gradual y por niveles. El paso de un nivel a otro vendrá determinado por criterios objetivos sanitarios”.

La conselleira de Empleo e Igualdad, María Jesús Lorenzana, recordó que el Plan de rescate para personas trabajadoras autónomas, microempresas y el sector hostelería ya está activo. Los apoyos de los tres programas que contempla esta iniciativa ya se pueden solicitar: los dirigidos a autónomas y autónomos con y sin personal a cargo, a microempresas y autónomos con personal contratado y a establecimientos hosteleros cerrados desde la implantación de las medidas sanitarias del pasado mes de octubre.

Con Plan de rescate, la Xunta pretende contribuir al mantenimiento del empleo y de la actividad económica de 30.000 personas trabajadoras autónomas y de 10.000 microempresas, así como apoyar la actividad de los establecimientos de la hostelería afectados por los cierres recomendados por las autoridades sanitarias en los ayuntamientos que, en el peor de los casos, se mantiene inactivos desde el pasado mes de octubre.

Lorenzana destacó que todas las ayudas son complementarias y acumulables entre sí por lo que, en el caso de los autónomos con establecimientos hosteleros, las cuantías de las ayudas podrán oscilar entre los 6.700 euros hasta los 9.200 euros, cifras que sitúan a Galicia a la cabeza de las comunidades autónomas en cuanto a los apoyos dispensados a este sector.