El colegio de Peitieiros reclama un semáforo para garantizar la seguridad de los alumnos

El Partido Popular de Gondomar está realizando estos días una ronda de visitas a los colegios públicos del municipio para preguntar por el comienzo del curso y al mismo tiempo interesarse por las necesidades que tienen los centros educativos para el desarrollo normal de la actividad lectiva. Este miércoles su portavoz visitó el Colegio Público Xosé Neira Vilas de Peitieiros. En la entrevista salieron a colación las obras realizadas el año pasado en el entorno del centro. La directora le manifestó su desacuerdo con las obras realizadas en la carretera provincial, y que después de un año hechas “confirman que para nada garantizan la seguridad de los niños, ya que los autobuses van a seguir parando en la propia carretera”. Además, la Policía Local no subió ningún día al centro desde que comenzó el curso, en contra de lo que se había comprometido en su día el alcalde Paco Ferreira. Lo que sí piden es un semáforo que se active desde el centro para poder detener el tráfico en la entrada y salida del alumnado.

Paula Bouzós se interesó también por otros problemas del centro como la rotura de los canalones de recogida de aguas de la pista polideportiva y que siguen sin arreglarse desde hace más de un año que se había roto. La directora del centro aprovechó asimismo para agradecerle las gestiones hechas para el cambio de ventanas, así como las obras hechas por el ayuntamiento en la claraboya de entrada, ambas necesarias para evitar el exceso de gasto en calefacción por culpa de la falta de aislamiento con el exterior, y le solicitó que en la medida de lo posible la Consellería de Educación de la Xunta de Galicia siga colaborando en el cambio de las ventanas del centro.

Paula Bouzós le agradeció que la recibiera, y se comprometió a poner en conocimiento de las administraciones públicas responsables estas deficiencias, con el fin de que en la medida de lo posible se puedan ir acometiendo las obras necesarias para su arreglo.