El GES del Val Miñor recibe un desfibrilador semiautomático

El presidente de la Mancomunidad del Val Miñor, Paco Ferreira, entregó al Grupo de Emergencias Supramunicipal (GES) un nuevo desfibrilador semiautomático (DESA). El aparato fue cedido por la Xunta de Galicia previa firma del correspondiente convenio, con el objetivo de reforzar la gestión de emergencias.

El desfibrilador externo semiautomático (DESA) es un aparato electrónico portátil que diagnostica y trata la parada cardiorrespiratoria cuando es debida a la fibrilación ventricular (en que el corazón tiene actividad eléctrica pero sin efectividad mecánica) o a una taquicardia ventricular sin pulso (en que hay actividad eléctrica y en este caso el bombeo sanguíneo es ineficaz), restableciendo un ritmo cardíaco efectivo eléctrica y mecánicamente.

La desfibrilación consiste en emitir un impulso de corriente continua al corazón, despolarizando simultáneamente todas las células miocárdicas, pudiendo retomar su ritmo eléctrico normal u otro eficaz. La fibrilación ventricular es la causa más frecuente de muerte súbita. El DESA es muy eficaz para la mayor parte de los llamados paros cardíacos, que en su mayor parte son debidos a que el corazón fibrila y su ritmo no es el adecuado, estos equipos básicamente devuelven el ritmo adecuado al corazón.

Este nuevo equipamiento se suma al equipo de excarcelación valorado en unos 43.000 euros que fue entregado por la Xunta recientemente, y que supone un refuerzo importante en la actuación del personal de bomberos en accidentes de tráfico, excarcelaciones, levantamiento de objetos pesados (por ejemplo tractores), corte de elementos y otras utilidades.

Anuncios