Castro e Ladeira solicita la cesión de la Casa Rosa para evitar que esté cerrada

FOTO: CASTRO E LADEIRA // Membros da asociación xunto a Casa Rosa.

La Asociación de Veciños Castro e Ladeira reclama la apertura durante todo el año de la Casa Rosa con un programa de actividades en el que esté involucrado el colectivo, que lleva años pidiendo su cesión. «Por parte del Ayuntamiento fueron promesas incumplidas», señala su presidente, Martín Otero.

«Estamos en octubre y sigue cerrada, y no queremos que la vuelvan a abrir y a los cuatro meses cierre, con el cual revisamos el expediente de la Casa Rosa, comprobamos que pertenece al Servicio de espaldas, fuimos a Pontevedra, estuvimos en Sabarís con el vigilante, y recaudada toda la información decidimos enviar la carta a Costas, y una copia al Ayuntamiento», añade Otero.

«Me llama la Concejala de Educación porque lleva ella el tema, y me cuenta una mentira, que al ser cedida por Costas no puede cedérnosla, cosa que no es cierto ya que cuando estuve investigando, hablé con la Interventora y me dijo que sí podía cederla, es más, el terreno donde hacemos las fiestas gastronómicas es cedido por Costas al Ayuntamiento y nos dejan hacer las fiestas, ¿como se come?», se pregunta el presidente de Castro e Ladeira.

Para Otero, la concejala y el alcalde no tienen voluntad ni capacidad de gestión para la Casa Rosa, por eso se ofrecieron a abrirla reiteradas veces este año con voluntarios para que no esté cerrada. «El pueblo quiere disfrutarla, si la tienen cerrada y dicen que está infrautilizada, otra mentira si no a polvos en funcionamiento, no la potencias, ni haces difusión».

El presidente de Castro e Ladeira pone de ejemplo la de Nigrán, a la que van muchos baioneses, no solo como Centro Antena si no ofertando cursos. «Aquí hicieron dos el año pasado y nada más, y pedimos nosotros utilizar los ordenadores en ocasiones porque los vecinos lo solicitaron mayormente de 60 años para darles un curso de informática y al carecer de equipos informáticos nunca podemos llevarlo adelante».

«Prefieren tener a gente sin formación, sin ver aves y sin utilizar el Centro Antena, con lo cual pedimos que esté abierta si no nos dejan la gestión a nosotros, que saquen una plaza fija, y así crean empleo, y nos incluyan en las actividades», concluye Otero.

Anuncios