Crimen machista en Baiona

Agentes de la Policía Nacional detuvieron sobre las 9:00 de esta mañana a la expareja de la mujer de 47 años hallada muerta en la entrada de su vivienda en la tarde del domingo en el barrio de la Percibilleira en Baiona. La víctima, Beatriz Lijó Gesteira, abogada de profesión, presentaba un fuerte golpe en la cabeza y heridas asestadas con un machete, en un presunto crimen de violencia machista. Fue esta mañana cuando el ahora detenido, Ángel Rodríguez Dacosta, profesor de matemáticas en el instituto Pedro Floriani de Redondela, se entregó voluntariamente en la Comisaría de Ourense. Por protocolo, la Policía Nacional lo trasladó a un centro médico para ser conducido después a la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra.

Fue en torno a las 21:30 horas de este domingo cuando los vecinos del número cuatro de la calle San Roque, en el barrio de A Percibilleira (Baiona), dieron la voz de alarma por el hallazgo del cuerpo de una mujer con signos de violencia en la zona de acceso a una vivienda. La Guardia Civil inició entonces las pesquisas, que apuntan a un caso de violencia de género, y la búsqueda de la expareja de la mujer.

Según ha contado el alcalde de Baiona, Carlos Gómez, los hechos sucedieron, al parecer, a última hora del domingo, cuando la expareja de la mujer acudió al domicilio para devolver a los dos hijos menores, con los que había pasado el fin de semana. Fue en ese momento cuando, presuntamente, cometió el crimen delante de los niños de 7 y 9 años. Posteriormente, el hombre llevó a los menores a casa de sus abuelos paternos, y se dio a la fuga. La víctima y el detenido estaban divorciados y tenían conflicto judicial y denuncias mutuas interpuestas por la custodia de los niños.

Fuentes del instituto armado confirmaron que no había denuncias previas. Está disponible el número de teléfono contra la violencia de género 016, un teléfono que no deja rastro en la factura telefónica, pero sí hay que eliminar del histórico de llamadas realizadas en el teléfono móvil.

Repulsa espontánea

Centenares de personas se concentraron a las 12 de la mañana en la plaza del Concello en señal de rechazo al presunto homicidio de Beatriz Lijó Gesteira a manos de su expareja, a las puertas de su vivienda en el barrio de la Percibilleira. La manifestación silenciosa de 25 minutos de duración finalizó con aplausos al grito de «nunca más». De confirmarse el caso de violencia machista sería el primero de Galicia en lo que va de año. Las banderas del Concello de Baiona ondean ya a media asta.