La Diputación trabaja para reparar los daños producidos por las intensas lluvias en la EP-2102 entre Nigrán y Vincios

Las intensas lluvias que se vivieron en los últimos días en la provincia de Pontevedra siguen produciendo incidencias en la red viaria provincial. En concreto, las sufridas especialmente el pasado 1 de enero afectaron a varios puntos del talud de la carretera provincial EP-2102, que une Nigrán y Vincios, donde ya se está construyendo un muro de contención para garantizar la vialidad y evitar el riesgo de colapso de la estructura y el derribo de la calzada en el punto kilométrico 3+000.

En este punto en concreto, la carretera tiene una sección muy estrecha, casi sin arcén y sin berma, y los deslizamientos dejaron el borde de la carretera colgando, situación que impedía garantizar la estabilidad del talud ni la seguridad del tráfico. Por esa razón, fue necesario hacer un desvío del mismo, regulando el tráfico alternativo con semáforos, para alejar así las cargas de circulación del borde y evitar que la carretera siguiera desmoronándose. Todo esto estaba provocando un riesgo y una grave interferencia en el tránsito rodado de la carretera, lo que hizo necesaria una actuación de emergencia para garantizar la viabilidad y evitar riesgos de daños mayores.

Por eso, la Diputación de Pontevedra procedió a contratar la obra de emergencia para la construcción de un muro de contención en el citado punto kilométrico 3+000 de la EP-21202 Nigrán-Vincios. Las obras, que ya se está ejecutando la empresa Cantería y Obras Manuel Vaqueiro S.L.U., tiene un coste estimado de 40.000 euros (IVA incluido).