Gondomar inicia un estudio pormenorizado de la situación de las comunidades de usuarios de aguas

El Ayuntamiento de Gondomar y COXAPO (Asociación de Traída de Augas), realizarán un estudio de la situación de todas las comunidades de usuarios de aguas de Gondomar, tal y como acordaron el alcalde, Paco Ferreira, y el presidente de la asociación, Joaquín Pousa. Este estudio comenzará con la realización por parte del Ayuntamiento de una analítica completa de la calidad del agua de cada una de las comunidades, con el fin de establecer un punto de partida en cuanto a su uso y consumo.

Se analizarán además de los parámetros básicos, la posible presencia de Aluminio o el Radón, dos de los elementos más presentes en las aguas del entorno y que limitan su uso para el consumo humano. Con esta primera acción el Ayuntamiento de Gondomar pone el foco en la necesidad de garantizar la total potabilidad de las aguas para la protección de la salud de los usuarios.

Una vez obtenidos los resultados de estas analíticas serán los técnicos de COXAPO los que asesoren a las directivas de las diferentes comunidades de aguas sobre los pasos a seguir y las medidas a realizar en cada caso. Paralelamente a este trabajo de análisis y asesoramiento, el Ayuntamiento continuará con el trabajo ya iniciado de inventariado de todas las redes de captación, suministro y acumulación, de cada una de las comunidades, para así poder exponer las necesidades y demandas necesarias.

El alcalde Paco Ferreira señaló que “una vez tengamos una foto clara de la situación de cada una de estas comunidades, y de sus instalaciones, podremos utilizarla para definir de mejor manera las bases de la convocatoria de ayudas que vamos a lanzar, y en la que ya estamos trabajando desde hace tiempo, con el objetivo de que todas las personas usuarias de estas redes vecinales puedan tener el mejor servicio posible”.