La CEMMA de Nigrán confirma que el arroaz CONFI ya no tiene el arpón en su costado

La Red de Varamientos de Galicia – REVARGAL, gestionada por CEMMA, está activa desde 1990. En más de 30 años de experiencia se han atendido más de 8.000 casos de varamientos de mamíferos marinos, tortugas y otras especies marinas, de los cuales 788 habían varado aún vivos. En el caso de los 518 cetáceos varados vivos, si se mantienen las condiciones mínimas, la única opción viable es la reintroducción al mar y aun así sobrevivieron el 53% de los casos. En el caso de las focas, 73 fueron recogidas vivas con un 70% de supervivencia. En el caso de las tortugas marinas con 129 ejemplares vivos sobrevivió el 74%. Actualmente, REVARGAL cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica, financiada por la Unión Europea – NextGenerationEU a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), y la Consejería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda de la Xunta de Galicia.

Cetáceos varados vivos

Muchos de los ejemplares que llegan vivos tienen que ser capturados para trasladarlos a otras zonas y ser liberados (cetáceos) o recogidos y tratados en rehabilitación en un medio artificial controlado (tortugas y lobos marinos). En los dos últimos años, 2021-2022, se gestionaron de esta forma un total de 57 cetáceos que se acercaron a la costa o fueron arrastrados vivos a tierra, siendo necesario capturar algunos de ellos para su liberación. Destacan los operativos realizados en julio y diciembre de 2021, y en julio de 2022 en los que se recogieron y liberaron un total de 12 ejemplares.

Además, desde la década de 1970 mantenemos la presencia de delfines solitarios que han sido atendidos, asistidos y custodiados, algunos de ellos y en diferentes momentos, por los equipos del CEMMA. Los casos más recientes, el de ENOL (1997) y GASPAR (2007- 2010), son los más famosos. El equipo de asistencia al varamiento y el equipo veterinario de REVARGAL es el que más experiencia tiene, al menos en todo el litoral ibérico, en casos de rescates y reintroducciones de cetáceos vivos y solitarios. Dada la peculiaridad de este caso, ya que nunca se había atendido a un delfín salvaje arponeado, mantenemos contacto con otros grupos de atención a varamientos como British Divers Marine Life Rescue de UK, el Centro de Recuperación de Fauna Marina de Portugal-CRAM-Aveiro y el Oceanográfico Arca do Mar do de Valencia.

Caso CONFI

CONFI es un delfín solitario embajador que vive en la Ría de Muros desde finales de 2019. Consideramos que fue expulsado de su manada, como le pasa a todos los machos cuando dejan de ser dependientes de su madre, por lo que vivió una grave situación de estrés postraumático que consiguió superar y desarrollar su día a día cerca de los humanos. Esta situación provoca muchas distorsiones en su comportamiento. CEMMA investiga y da seguimiento a su caso desde que los navalleiros de Noia y Porto do Son avisaron de su presencia. Desde el principio se dieron recomendaciones sobre qué hacer y qué no hacer a las autoridades, a los profesionales marinos y al público. La mayoría de las recomendaciones no fueron seguidas, al contrario, todo se hizo justo al contrario de lo que se debía hacer. A pesar de la información pública, los bañistas y usuarios de la costa hicieron caso omiso, no hubo vigilancia, no se impusieron multas por situaciones punibles, no se hizo ninguna de las recomendaciones básicas con base en la gestión de este caso la omisión de acciones.

Desafortunadamente, algunas informaciones en los medios de comunicación llevaron al efecto llamada y a aumentar la presión, e incluso las actividades ilegales, sobre el delfín. La Cofradía de Noia en estos años mantuvo una actitud muy digna recogiendo información sobre CONFI, sobre interacciones con navalleiros y mariscadoras, dando formación a sus usuarios e informando al Ministerio del Mar de la situación. Los ayuntamientos de la Ría y Protección Civil dieron alguna información, como la instalación de carteles informativos a lo largo de la Ría que se colocaron con la colaboración del CEMMA, los ayuntamientos y el Ministerio de Transición Ecológica, pero fue muy poca y limitada. CEMMA mantuvo contacto directo con algunos profesionales del mar, dando recomendaciones específicas, que algunos de ellos ignoraron por mantener contacto directo con el delfín. Y llegamos a la situación actual. La presencia de un delfín solitario resulta molesto para un sector de profesionales del mar.

La realidad es que en el uso absolutamente abusivo del medio ambiente desde un punto de vista extractivo y recreativo, no queda lugar para la fauna marina salvaje. El sentido de propiedad de muchos humanos en el uso del medio ambiente excede cualquier cuestión razonable. Hay una ausencia casi absoluta de educación ambiental del medio marino. Ausente en los currículos educativos e insuficientes en la educación no formal por falta de apoyo suficiente.

Operativos CONFI del día 30 de octubre

Desde el primer momento, los miembros de REVARGAL estuvieron presentes en Freixo horas después del primer aviso de la presencia del arpón en el cuerpo de CONFI el domingo 30. En tiempo récord, se puso en marcha el primer operativo de análisis y recogida de CONFI en menos de 24 horas, el día 31. A partir de ese momento se realizó un seguimiento diario y se realizaron cinco acercamientos, además de los ya mencionados 30 y 31, los días 1, 5 y 11. El análisis del arpón indicó que a pesar de la gravedad del hecho, no afectó órganos vitales, que fue clavado entre 12 y 20 cm con la muerte abierta y ocurrió en la zona subcutánea del lateral izquierdo en sentido ascendente. La herida no fue fatal y no le impidió nadar.

Su comportamiento fue alterado de dos maneras:

– Intentar sacar el arpón frotándolo contra estructuras duras y cables.

– Alejándose del contacto humano volviendo a las primeras fases de los delfines solitarios.

En los intentos consecutivos, la distancia de CONFI con los humanos fue más evidente.

Dada la situación y la imposibilidad de captura mediante acompañamiento y cerco, se decidió dejarlo solo para buscar una situación más adecuada. Se controlaba diariamente su presencia en el puerto de Freixo y en otros puntos de la Ría. Desde el día 1 se realizó una investigación paralela con el fin de saber en qué parte del puerto dormía. En la mañana del 15 se recibe la noticia de que el arpón no se presenta clavado en el costado. Posteriormente, la misma noticia fue recibida por dos informantes más desde distintos puntos de la ría sin que se hubieran conocido ni hablado. Se puso en marcha un operativo de seguimiento que en la tarde de ese mismo día mantuvo una estrecha vigilancia en el puerto de Freixo hasta las 18.00 horas, tanto desde mar como desde tierra se constató la ausencia de la varilla. No sabemos si aún tiene partes metálicas incrustadas.

Durante las operaciones realizadas entre los días 1 y 5 hubo varios accesos para contactar con la varilla e incluso hubo un intento de extracción con llave, en inmersión, sin llegar al objetivo. Es posible que esos intentos de extracción debilitaran la articulación de la muerte y los golpes que le propinó la CONFI en el costado lograran desarticularla. En la operación del día 11 se observó que la varilla estaba muy caída y oscilante, y no rígida y penetrante como en los días anteriores. El debilitamiento en esos días y el roce constante pueden haber provocado que el cuerpo principal del arpón se desprendiera. Queda por determinar el aspecto de la herida o averiguar, si se permite el contacto físico, si hay algún residuo metálico incrustado. En cualquier caso, ya no se propondría una captura inmediata.

Denuncia del atentado

CEMMA lamenta profundamente este atentado contra la vida del delfín CONFI y anima a los colaboradores del principal culpable a denunciar esta acción que no ha hecho más que preocupar a gran parte de la sociedad y emplear esfuerzos innecesarios.

Disculpas

CEMMA quiere pedir disculpas a CONFI en nombre de la humanidad buena y generosa, también por las molestias ocasionadas por las operaciones realizadas en el puerto de Freixo y sus alrededores.

Cambio de paradigma

En este momento, la situación de CONFI ha cambiado, cambiando su comportamiento así como la percepción social de un delfín solitario. Esperemos que la sociedad sepa entenderlo y respetarlo. Como CEMMA nunca lo abandonamos y nos comprometemos a redoblar nuestros esfuerzos en la educación ambiental marina, en la búsqueda de la convivencia y en su atención.

Agradecimientos

A la Agrupación de Protección Civil de Outes, GES MUROS, Cofradía San Bartolome de Noia, Cofradías de Muros y Porto do Son, Seprona de Noia, Outes Fútbol Club, Vigilancia Portos de Galicia, Guardería de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia, Agente Ambiental del MITECO, Redeiros Félix y Fran, Centro Náutico Municipal do Freixo, Equipo 3-Tragsatec y al apoyo del kayakista Xosé Lois. A todas las personas que han estado esperando el CONFI y por supuesto a todas las personas que brindaron su colaboración, especialmente del sector productivo marino, a quienes participaron en los operativos o manifestaron que podíamos contar con ellos.