El Monte Real Club de Yates es distinguido con la cruz del mérito náutico deportivo

El Monte Real Club de Yates acaba de ser distinguido con la cruz del mérito náutico deportivo que anualmente concede la Liga Marítima Española Deportiva (Federación Española de Ligas Navales). “El compromiso, la tenacidad, el liderazgo y un trabajo ejemplar para la sociedad” fueron algunos de los aspectos valorados a la hora de conceder al club baionés esta distinción, que premia, según reza el dictamen, una “trayectoria profesional ejemplar”.

Este nuevo reconocimiento le llega al Monte Real Club de Yates en uno de los años más prolíficos de las últimas décadas, en el que no solo albergó las prestigiosas TP52 SUPER SERIES, sino que también se encargó de organizar el Campeonato de España de J80, el Campeonato de España de Cruceros y la Final de la Liga Nacional Femenina de Vela, además de todas las regatas incluidas en su habitual calendario deportivo, entre las que destacan el Trofeo Príncipe de Asturias, con los Premios Nacionales de Vela; y el Trofeo Conde de Gondomar.

Sus actividades de vela inclusiva y adaptada (para mujeres víctimas de violencia machista, personas con diversidad funcional, niños tutelados y niños con problemas de conducta) y su proyecto de “Vela en femenino” que desde hace años busca impulsar a la mujer en el mundo de la vela, fueron otros de los aspectos valorados a la hora de otorgarle al club este reconocimiento.

El presidente del MRCYB, José Luis Álvarez, fue el encargado de recoger la distinción, este fin de semana, en una comida de confraternidad marinera celebrada en el Casino Principal de Guadalajara. El acto, encabezado por el Presidente de la FELAN (Federación Española de Ligas Navales), José Carlos Tamayo, incluyó el canto de la Salve Marinera y un brindis por su Majestad el Rey Don Felipe VI, presidente de honor del Monte Real.

Además de la cruz del mérito náutico, José Luis Álvarez también recogió diplomas e insignias pin de reconocimiento para el resto de la Junta Directiva del Monte Real, de la que forman parte Alejandro Retolaza (vicepresidente), Ignacio Sánchez Otaegui (comodoro), Francisco Pino (vicecomodoro), César Fernández-Casqueiro (secretario), Fernando Yáñez (tesorero), Miguel Font (vocal de instalaciones y proyectos), Margarita Cameselle (vocal de eventos deportivos) y Genoveva Pereiro (vocal de relaciones exteriores).

La condecoración recibida por el club baionés es una Cruz latina dorada, esmaltada en blanco, que lleva en el centro el escudo circular de la Liga Marítima Española sobre fondo azul y en su parte superior unas hojas de roble que la enlazan con una cinta de color rojo carmesí.