Nigrán cierra el Mes de la Memoria con la presentación del libro “Os anos do silencio”

El Ayuntamiento de Nigrán cierra este miércoles 26 de octubre a las 20:00 horas en el Auditorio Municipal su programación especial por el Mes de la Memoria Histórica con la presentación del libro “Os anos do silencio. Represión e resistencia na provincia de Pontevedra (‪1936-1951‬)”, con la presencia de su autor, Xosé Álvarez Castro, para poder establecer un coloquio posterior. El acto está organizado junto al Instituto de Estudos Miñoráns.

Con este trabajo el autor completa la investigación de “Pontevedra nos anos do medo. Golpe militar e represión (‪1936-1939‬)”, publicado también por Xerais en 2013. En esta nueva obra, amplía el territorio estudiado a toda la provincia y el espacio temporal hasta principios de la década de 1950. El libro analiza las características y modulaciones que adoptaron la represión y la resistencia en el llamado “primer franquismo”. La represión empleada contra la oposición política, la represión económica, la sufrida por las mujeres y la efectuada contra la masonería tienen un tratamiento especial. Por otro lado, se ahonda en las formas, composición y actuaciones de la resistencia contra el Régimen, tanto a través de las organizaciones políticas clandestinas como de los distintos grupos de la guerrilla, así como las estrategias empleadas por las autoridades franquistas para combatirlas. Adoptando un tratamiento crítico y riguroso de las variadas fuentes documentales que el autor emplea, el libro presenta un enfoque didáctico y divulgativo.

Mes de la Memoria

El Mes de la Memoria se celebra en Nigrán cada mes de octubre en homenaje a la “Vuelta de los 9”. El suceso tuvo lugar el 15 de octubre de 1936, cuando se ejecutaron a nueve vecinos del Val Miñor (cinco de ellos de Panxón) como venganza y represión de los falangistas por el suceso del día anterior en Sabarís, cuando en el asalto de las fuerzas nacionales a la casa de los hermanos republicanos “Os Ineses” murieron estos, su asistenta Dolores Samuelle y también uno de los falangistas. Horas después los partidarios del golpe de estado cogieron a nueve vecinos de todo el Val Miñor detenidos en la prisión del Frontón, en Vigo, y como venganza, los fusilaron en la curva de A Bombardeira, en Baiona. Durante más de 40 años nueve cruces aparecieron pintadas en ese punto como recuerdo de los fallecidos y, aunque las borraban y buscaron con esmero a los autores, estas siempre volvieron a ser dibujadas. Hoy el lugar es un espacio para la memoria y las cruces se mantienen, ahora impresas, como recuerdo de todo aquello que sucedió.