La Guardia Civil desactiva dos puntos de venta de drogas en dos casas en A Guarda

La Guardia Civil ha desactivado dos importantes puntos de venta y distribución de drogas en dos casas en el municipio de A Guarda donde se incautaron diversas cantidades de estupefacientes. El operativo concluyó con la detención de los dos miembros de la pareja que vivía en uno de los inmuebles, y el habitante de la otra vivienda, como presuntos autores de un delito contra la salud pública, por tráfico de drogas.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de marzo cuando se tiene conocimiento de que en estas dos viviendas que se encuentran situadas en una céntrica calle de la localidad de A Guarda, se podían estar utilizando como punto de distribución y venta de droga al “menudeo”, generando en el vecindario una situación de inseguridad por la afluencia de consumidores habituales de estupefacientes que frecuentaban los inmuebles.

A raíz de las investigaciones realizadas se confirmaron las sospechas y después de los dispositivos establecidos por los efectivos del Equipo de Investigación de la Guardia Civil de Tui con la colaboración del Puesto de A Guarda, se llegaron a interceptar a varios consumidores habituales inmediatamente después de haber comprado la droga en estas viviendas.

El operativo culminó con la entrada y registro en estos dos domicilios y a detención de sus moradores, que resultaron ser una pareja de 48 y 45 años, así como otro varón de 54 años, todos ellos con un amplio historial delictivo relacionado con los estupefacientes.

En los registros de los inmuebles que venían siendo empleados por los detenidos para la venta de drogas, la Guardia Civil se incautó de pequeñas cantidades de heroína, cocaína, hachís, marihuana, algunas de ellas dispuestas en dosis para su venta. También se intervinieron 14 pastillas de metadona, dinero en efectivo, 4 básculas de precisión y cuadernos con anotaciones y registros de las ventas.

Es reseñable, que con ocasión del registro de una de las viviendas se identificaron en su interior a tres consumidores habituales de estupefacientes. Al parecer era una práctica habitual que les facilitasen el inmueble a los compradores para evitar que fuesen interceptados en la calle por las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Dos de estas personas ya habían sido detenidas el año pasado por dedicarse a la misma actividad delictiva desde el mismo domicilio. Los detenidos pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Tui que decretó el ingreso en prisión de los tres.