El PP critica la “merma de la calidad y la cantidad” de las actividades del Baiverán

FOTO: PEPE COSTAS // Concerto da Banda de Música de Baiona.

El PP de Baiona pone el acento en el “tijeretazo” que el tripartito ha dado a la programación del programa cultural Baiverán eliminando de la cartelería los actos culturales que tradicionalmente se celebraban los fines de semana de agosto en la Plaza del Concello y que actuaban como elemento dinamizador de la economía y el comercio local en esas fechas. “Incluso, han prescindido de grupos populares de Baiona que hasta ahora eran imprescindibles en el cartel como las bandas de música de nuestro municipio. Estos eventos, que reunían a centenares de personas cada noche y en los que participaban fundamentalmente colectivos y artistas locales, suponían una oferta cultural dinámica para todos los vecinos y también para las personas que durante ese mes visitan nuestro municipio. Sin embargo, en la temporada de mayor afluencia en las calles de Baiona de todo el año, la edición 2022 del Baiverán cierra los tres últimos sábados y domingos de agosto por la ineptitud del gobierno local que preside el socialista Carlos Gómez. No tienen en cuenta a los vecinos que trabajan entre semana y aprovechan el fin de semana para disfrutar en familia”, lamentan.

Vecinos de Baiona y las propias agrupaciones culturales han trasladado al grupo municipal popular su malestar por este vacío cultural de los fines de semana y también por el cambio de horario de los eventos, que comienzan hora y media antes de lo habitual. Si antes de la pandemia arrancaban en torno a las 23:00 horas, este año el tripartito ha decidido programarlos para las 21:30 horas. “Realizarlos una hora antes de la medianoche permitía a las familias poder organizarse y consumir en los establecimientos hosteleros del entorno antes de asistir a las actividades o, bien, hacerlo en sus domicilios”. Ahora, este nuevo horario que el PP califica de “inapropiado” resulta “incompatible con la rutina diaria de las familias en estas fechas estivales y, por tanto, supondrá una merma de público”. A esta pérdida de la cantidad, los populares suman la pérdida de la calidad de las actuaciones.