Ribera Povisa consolida su posición en la élite de hospitales seguros y de alta calidad

Ribera Povisa ha obtenido su IV reacreditación de la Joint Commission International -JCI-, considerada unánimemente como la acreditación de calidad y seguridad del sector sanitario más exigente y prestigiosa del mundo. El hospital vigués seguirá así compartiendo este reconocimiento con un reducido grupo de hospitales del mundo, y con solo 20 hospitales españoles.

A pesar de la sobrecarga asistencial durante la epidemia por COVID 19, los profesionales del hospital han logrado la acreditación de la JCI tras largos meses de preparación y, sobre todo, tras una semana intensa de evaluación en la que el equipo de auditores ha revisado más de 1.400 estándares de calidad y seguridad. Se da la circunstancia, además, que por primera vez desde que Ribera Povisa obtuvo esta acreditación (en 2013), el equipo de JCI ha venido acompañado por el presidente y CEO de Joint Commision International, Jonathan Perlin, y por la Directora de Operaciones, Jean Courtney, como parte de su gira corporativa para conocer personalmente a los hospitales acreditados por su organización.

Cultura de seguridad y calidad, centrada en el paciente

El equipo de la JCI ha subrayado la cultura de seguridad interiorizada por todos los trabajadores, así como el trato al paciente y también la cultura de equipo, por la que se asumen y se comparten las decisiones. En el ámbito asistencial, han subrayado la reducción de los tiempos de estancia postquirúrgicos, y en particular en operaciones como las artroplastias de rodilla y cadera o el cáncer de colon, así como las mejoras en los tiempos de rehabilitación para esos pacientes tras la aplicación de la metodología de Recuperación Intensificada de la Cirugía Abdominal -RICA-. También se ha valorado positivamente la gestión de la enfermería y, en especial, de la llamada enfermería avanzada, que en Ribera Povisa ha tomado un papel muy relevante en la toma de decisiones y ha sido determinante para la mejora de los parámetros de atención en el servicio de Urgencias.

Los auditores de Joint Commission International han felicitado también al hospital por otros aspectos como la mejora de la accesibilidad -tras la inauguración de la nueva entrada principal-, la atención a la diversidad -con la posibilidad en admisión de atender en cualquier idioma- o la mejora en medios telemáticos y aplicaciones que ayudan a la comunicación con el paciente.

Finalmente, el equipo auditor ha valorado muy positivamente los avances llevados a cabo en las políticas de protección del medio ambiente, el reciclaje y la reducción de consumos de agua y energía, dentro de la estrategia marcada para caminar hacia el concepto de hospital ecoeficiente.

El hospital Ribera Povisa sigue así comprometido con aportar un cuidado excelente y de calidad contrastada y acreditada a todos sus pacientes, y de esta forma se refuerza su aportación en términos de calidad asistencial a los pacientes del área de Vigo, siguiendo las directrices establecidas por la dirección del área sanitaria y del Servicio Galego de Saúde.

Élite mundial de hospitales

Fundada en 1951, The Joint Commission (www.jointcommission.org) es una organización estadounidense sin ánimo de lucro que, solo en Estados Unidos, revisa, certifica y somete a revisión periódica más de 20.000 programas y centros sanitarios. Su objetivo fundacional es buscar la excelencia en la seguridad y la calidad, siempre orientadas al paciente, y los hospitales más prestigiosos del mundo, como la Clínica Mayo, el Mount Sinaí o el MD Anderson de Houston, forman parte del restringido club de los que han logrado cumplir sus exigencias.

Con la acreditación de la Joint Commission en 2013, Povisa alcanzó un hito en la historia de los hospitales gallegos -fue el primero y sigue siendo el único de Galicia en obtenerla-, fruto del esfuerzo de sus trabajadores y de una búsqueda de la excelencia que ha tenido ya importantes reconocimientos. Así, en 2016 obtuvo el premio de la Fundación Avedis Donabedian a la calidad asistencial, considerado el más prestigioso de España, el premio de la Fundación Ad Qualitatem a la Innovación Sanitaria. En los últimos años recibió la acreditación Quality Healthcare del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad, además de convertirse en el único hospital gallego en obtener la exigente certificación UNE 179003 de seguridad en el servicio de radiodiagnóstico, por el que pasan diariamente 700 personas, y de recibir el premio Profesor Barea por la gestión integral de las vías clínicas de prótesis total de cadera y de rodilla. En 2020, en plena pandemia, Ribera Povisa fue también el primer hospital gallego certificado por AENOR como centro seguro contra el Covid, y ese mismo año el medio especializado News Medical Economics reconoció a Ribera Povisa como el hospital privado mejor gestionado de España.