Manifesto Miñor lleva a pleno las escorrentías producidas por los rellenos de la cantera de Penide-Prado

Manifesto Miñor, recogiendo la preocupación de muchos vecinos de Prado, Vilas y Morgadáns en general, y la suya propia, presentará una moción sobre los efectos de las escorrentías producidas por los rellenos de la “recuperación” de la cantera de Penide-Prado, por las consecuencias que puedan derivarse.

En el mes de abril de 2021 desde Manifesto Miñor-En Marea pusieron en conocimiento del Alcalde y de la Jefatura Territorial de Pontevedra de la Vicepresidencia Segunda y Consellería de Economía, Empresa e Innovación, lo que estaba aconteciendo con los trabajos de la supuesta recuperación de la cantera de Penide-Prado en Morgadáns y, con el que a todas luces parecía un relleno sin ningún tipo de control aparente en medio del cual se podían ver perfectamente escombros y materiales impropios para usar en un lugar tan sensible medioambientalmente hablando.

“Por parte del Gobierno Municipal se dio la callada por respuesta y por parte de dicha Consellería contestaron el 2 de julio diciendo que había una autorización vinculada al permiso de investigación en el monte Penide nº2886 (PO/02886)”, recuerda Antonio Araújo.

“En el Ayuntamiento de Gondomar tenemos diferentes experiencias negativas respecto de este tipo de actuaciones, como aconteció en 2009 con las obras de recuperación de la cantera del Lapido, también en Prado, que provocó la turbidez del agua en la traída municipal durante más de 10 días y a punto estuvo de obligar a cerrar la estación de bombeo en el Río Touteiras. Pues tanto la cantera del Lapido como la que ahora se está recuperando, las escorrentías de las mismas dan a dos arroyos que acaban en el Río de Touteiras donde el Ayuntamiento de Gondomar tiene la captación de agua de la traída municipal”, advierte el portavoz de Manifesto Miñor.

“En lo que va de otoño-invierno, sin grandes tormentas de lluvia, el arroyo que recoge las escorrentías de la cantera de Penide baja con las aguas envueltas y turbias debido precisamente a lo que nosotros consideramos una negligente ejecución de las obras o, a un proyecto deficiente de las mismas que nosotros desconocemos: falta de balsas de decantación, correcta compactación de las tierras, etc, y que en todo caso debería estar supervisado por las Administraciones responsables: Entidad Local Menor de Morgadáns, Ayuntamiento de Gondomar y, obviamente por la Xunta de Galicia. Hasta donde Manifesto Miñor-En Marea sabemos a día de hoy nadie se preocupó de esto. Ojalá las aguas envueltas solo lleven tierra”, concluye Araújo.

Manifesto Miñor propone al Pleno de la Corporación Municipal acordar hacer un seguimiento a través de los técnicos municipales, o de otros con mayor especialización en la materia y contratados a tal efecto, de los hechos, “dado que estamos hablando del agua pública que bebemos los vecinos de Gondomar”. Al mismo tiempo acordar también reclamar de la Xunta de Galicia, Augas de Galicia o de la propia Consellería de Economía, que procedan a investigar dichas obras y tomar medidas si fuera el caso.