El primer lobo marino de la temporada aparece en Baredo

“MAXIBAR” es el primer lobo marino ceniciento que necesita atención este invierno. Apareció en Baredo (Baiona), y tras observarlo durante varias horas y valorar su estado, la Coordinadora para el Estudio de los Mamíferos Marinos decidió trasladarlo a sus instalaciones de recuperación en Nigrán.

Se trata de un lobo marino ceniciento, Halichoerus grypus, de menos de tres meses de edad, 17 kilos, desnutrido y deshidratado. Según relatan desde la CEMMA, se metió en O Porrido y luego en el Río de A Fraga en Baredo. Allí varó y no quiso volver al mar, motivo por el cual fue recogido para la UCI de rehabilitación. “Es un macho que le llamamos MAXIBAR (Maxi le pusieron unos niños en la playa de Baredo-BAR). Curiosamente allí al lado estuvo en agosto el lobo marino DOQUi y fue expulsado por bañistas de la costa, con palos y perros, marchando para Portugal”.

La temporada de lobos marinos, o focas, va de finales de año a marzo del año siguiente.

¿Cómo actuar ante de la presencia de un lobo marino?

Aunque pensemos que nunca nos vamos a encontrar con un lobo marino, las posibilidades de encontrarlos en las playas entre Fisterra y Ribadeo, durante la temporada invernal, no es tan rara. Tenemos que tener cuenta que:

– Llegan directamente desde las colonias de cría del norte y por lo tanto están muy cansados, motivo por el cual pueden bajar la tierra a descansar y echar una siesta tranquilamente.

– NO ACERCARSE para evitar molestarlo o provocar una respuesta agresiva, manteniendo una distancia prudente ya que pueden responder agresivamente y mordiendo.

– NO BLOQUEARLE VÍA DE HUIDA hacia el mar, dejándole una alternativa por si quiere y puede marchar.

– ATAR LOS PERROS, si los llevas por la costa, y procurar que no se acerquen o la ataquen.

– MANTENER SILENCIO, los gritos y barullo le provocarán estado de alerta.

– AVISAR lo antes posible al 112 y colaborar con la Red de Varamientos en las indicaciones.

Hay que tener en cuenta que no todos los animales necesitan ser recogidos, sólo aquellos heridos o enfermos, por lo tanto persisten en quedar en el mismo lugar durante días.

Tenemos que tener en cuenta que son cachorros de meses de vida y por lo tanto sin miedo a las novedades, más inexpertos, que muchas veces ni saben comportarse delante de las adversidades ni alimentarse bien.

La UCI de lobos marinos

La CEMMA tiene instalada una Unidad de Cuidados Intensivos por si es necesario ingresar algún lobo marino en medio artificial controlado para rehabilitación.

Red de Varamientos de Galicia

La Red de Varamientos de Galicia, bajo responsabilidad de la Dirección Xeral de Patrimonio Natural, de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras de la Xunta de Galicia a través del convenio suscrito con la Coordinadora para el Estudio de los Mamíferos Marinos-CEMMA, que lleva a cabo los trabajos de asistencia y recuperación de fauna marina amenazada.

La CEMMA es la única entidad autorizada para la participación en la Red de Varamientos de Galicia a través de las autorizaciones pertinentes de la Dirección General de Patrimonio Natural de la Xunta de Galicia, dado que las especies que maneja están protegidas. Las Unidades Móviles de la CEMMA mantienen una atención permanente de los avisos de varamientos para el caso de asistencia inmediata frente a cualquier eventualidad. Para eso cuenta con el número activo 24h 686 98 90 08 y con la conexión directa con el teléfono de emergencias 112 SOS Galicia.