El hospital Álvaro Cunqueiro enseña a los residentes gallegos el tratamiento del pie zambo

El servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica del Chuvi organizó el I Curso del Pie Equinovaro congénito, conocido como Pie zambo. El curso, en el que participaron 20 residentes de la comunidad gallega, tenía por objetivo entrenarles en la técnica “Ponseti”, que hoy en día es el mejor abordaje terapéutico de este problema, y que evita la realización de cirugías complejas.

El organizador y coordinador de esta docencia, el especialista en Cirugía y Ortopedia infantil, José Luis Fernández Corbacho, explica que “se trata del procedimiento terapéutico más resolutivo y eficaz para corregir el Pie zambo, con unos resultados muy satisfactorios ya que el 98% de estos niños se curan sin cirugía; esto es, conseguimos una recuperación funcional completa, y que estos pacientes caminen y corran con normalidad”.

A día de hoy el Álvaro Cunqueiro realiza un abordaje integral de este problema, sin que ningún paciente tenga que ser derivado a otro centro para recibir este tratamiento. “Tan solo un 2% de los pacientes no responden a esta terapia, y en estos casos tenemos que recurrir a las cirugías adicionales, que también las ofertamos en la cartera de servicios de cirugía ortopédica en este hospital”.

Actuación en los primeros días de vida del bebé

El Pie zambo es un conjunto de varias deformidades en el pie que, si no se trata, produce una alteración muy grave de la marcha. Se trata de una enfermedad congénita, y lo antes posible se actúe mejores serán los resultados. “En este hospital ya actuamos en los primeros días de vida del bebé, ya que el pie es más flexible y responde mejor su manipulación; de hecho, en aquellos casos que el problema ya fue diagnosticado intraútero, ya programamos el inicio de nuestra intervención en su primer o segundo día de vida”.

La técnica de Ponseti consiste en la realización de unas maniobras con yesos en el pie de manera progresiva durante varias semanas y finaliza con una pequeña intervención percutánea, que no necesita quirófano. “Esta intervención puede realizarse en la propia consulta, aunque en el Cunqueiro la programamos en la Unidad Pediátrica de Cirugía Mayor Ambulatoria. Posteriormente, tendrán que llevar una prótesis ortopédica que deberán mantenerla hasta los 3 años aproximadamente”, explica el doctor Fernández Corbacho.