Nigrán inicia la reforma de las casas de los maestros de Vilameán como local para la tercera edad

El Ayuntamiento de Nigrán inició la semana pasada las obras para transformar las antiguas casas de los maestros de Vilameán al lado de la Casa Consistorial en un local social a disposición de la tercera edad. Los trabajos, con un presupuesto de 110.064 € incluido en el Plan Concellos 2020 de la Diputación de Pontevedra, estarán finalizados a inicios de año. Hasta ahora este espacio era empleado como almacén de alimentos de los Servicios Sociales, trasladándose esta función a la antigua casa del conserje del CEIP Humberto Juanes gracias a las facilidades dadas por la dirección del centro.

El gobierno local tomó la decisión de cambiar su uso después de que un nutrido grupo de mujeres trasladara el año pasado al alcalde, Juan González, su demanda de más servicios destinados a los mayores en el propio casco urbano. Tras mantener diversos encuentros con el regidor y con el arquitecto redactor el proyecto contempla sus principales peticiones: disponer de un lugar adaptado y confortable destinado a la convivencia y donde, al mismo tiempo, puedan mantener reuniones, consultar la prensa o internet y realizar actividades. Paralelamente, esta mejora significa continuar avanzando hacia la humanización completa de todo el entorno de la Casa Consistorial, donde anteriormente el gobierno local creó un itinerario peatonal seguro pensando especialmente en los alumnos del CEIP Humberto Juanes. “Queremos que todo el centro de Nigrán sea un lugar de encuentro de los vecinos y caminamos en este sentido, en este núcleo disponemos de la Plaza del Ayuntamiento como lugar de convivencia y ahora sumaremos este local que, además, está al lado de un centro educativo, siendo dos usos que nos gusta especialmente que convivan cerca uno de otro”, señala González, quien incide en que estará “autogestionado por los propios usuarios”.

El volumen original del edificio no se modificará, tan sólo se mejorarán los acabados renovando la cubierta y limpiando las fachadas, por lo que su relación con el entorno no variará. El objetivo paralelo de esta reforma es poner en valor la planta original, muy desvirtuada por sucesivas reformas y que volverá a responder a la tipología de “Casas de los maestros” dispersas por toda la comarca del Val Miñor. Esto último implica demoler la totalidad de la tabiquería interior para crear espacios diáfanos (el esquema que siempre se repite en estas construcciones es un único volumen de planta baja con aulario adosado a la vivienda y, usualmente y como es el caso, articulado por un patio de acceso). La nueva tabiquería contará con acabados en madera, carpinterías y mobiliario fácilmente desmontable.

La parte norte del edificio dispondrá de aseos adaptados y una sala de reuniones, manteniendo los huecos en la fachada para conservar esa iluminación natural. La parte sur servirá para un uso más polivalente, con un espacio visualmente abierto que tendrá mesas, zona de consulta de prensa o internet y/o de descanso informal con sofás. El proyecto contempla recuperar el patio interior cubierto como zona de acceso y comunicación entre ambos lados y, además, pondrá en valor la estructura de vigas de hormigón original limpiando sus revestimientos para dejarlas a la vista en el interior (el resto de los acabados serán en blanco excepto los servicios, que se revestirán con panelados en madera de roble).

“Las personas mayores de Nigrán reclamaban un espacio en el centro donde poder socializar y autogestionarse y, tanto ellos como el gobierno de Nigrán, consideramos este sitio como el más idóneo: es céntrico, permite usos polivalentes y cumple con todos los requerimientos que nos hicieron. Estamos muy orgullosos de seguir con este proyecto hacia la humanización completa del entorno de la Casa del Ayuntamiento”, finaliza el alcalde.