Investigan a una mujer que sufrió un accidente tras conducir en sentido contrario por la AP-9, la A-55 y la AG-57

La Guardia Civil investiga penalmente a una vecina de Vigo, por conducir en sentido contrario por la autopista AP-9 y en los tramos de las autovías de Vigo-Tui y Baiona-Puxeiros. La conductora, de 65 años, dio resultado indiciario positivo en drogas, cuando fue interceptada por una patrulla del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil, después de haber desobedecido la señal de alto, en un intento de detención del vehículo.

La secuencia de los hechos comenzó sobre las 02:55 horas del pasado martes cuando la Central Cota de la Guardia Civil de Pontevedra tiene conocimiento, a través del servicio de emergencias del 112, de que un vehículo, circulaba sentido contrario por la AP-9 en dirección Coruña pero haciéndolo por los carriles sentido Tui (PO). Apenas una hora más tarde se recibe otra alerta informando de que el mismo vehículo circulaba en sentido por la autovía A-55 (Vigo-Tui), a la altura del p.k. 14,00 sentido Vigo, pero por los carriles de Tui. A la altura del Seminario de Vigo desobedeció las señales de alto de una patrulla del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de O Porriño y se dio a la fuga.

Momentos después, se recibió un nuevo aviso de que circulaba en sentido contrario por la autovía AG-57 (Baiona-Puxeiros), por el p.k. 17,00, en la localidad de Vincios y de nuevo por la AP-9, a la altura del kilómetro 140,00, sentido Tui, por los carriles de A Coruña. Finalmente pudo ser interceptada al sufrir un accidente en la AP-9, a la altura de Vigo. Cuando circulaba por el kilómetro 152,800, sentido A Coruña, provocó una colisión lateral con otro turismo, resultando las dos conductoras y únicas ocupantes heridas leves.

La conductora, que circulaba en sentido contrario al estipulado, resultó herida leve siendo trasladada al Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo. Tras ser sometida a la realización de las preceptivas pruebas de alcohol/drogas, arrojó un resultado negativo en la prueba de alcoholemia y positivo indiciario en el test de drogas, en el principio activo de THC.

Por todo ello, el Equipo de Atestados del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de O Porriño, investigó penalmente a la conductora causante del accidente como presunta autora de los supuestos delitos de conducción temeraria (por conducir en sentido contrario al estipulado), desobediencia a los agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funciones y conducción de vehículo a motor bajo la influencia de sustancias estupefacientes.

Las diligencias se remitieron al Juzgado de Instrucción de guardia de Vigo.