Productos de la huerta gallega como la berza o los grelos mejoran el estreñimiento

FOTO: HORTAGALEGA.EU // Brócoli.

Las cremas basadas en productos de la huerta gallega como el brécol, la berza o los grelos contribuyen a mejorar los problemas de estreñimiento crónico asociado a la población mayor de 70 años, que son causa de las principales quejas entre las personas mayores y una de las patologías con mayor impacto económico en el sistema sanitario, al provocar continuas consultas en los centros de salud y a los especialistas.

Este es una de las conclusiones presentadas hoy por la Dra. Lizette Valenzuela, del equipo de hospitalización a domicilio de Ribera Povisa, en la jornada de presentación final de resultados del proyecto Alimentos Huerta Gallega para Vejez Saludable –AHGAVES-, en el que además de Povisa han participado Galifresh, Ecocelta, Anfaco, Agacal, Sigma Biotech y Horsal, con el apoyo de Gain y de fondos Feder.

El objetivo del proyecto ha sido desarrollar cremas vegetales de alto valor organoléptico y nutricional a partir de materias primas de la huerta gallega y suplementarlos con algunos ingredientes funcionales para obtener productos dirigidos a la población mayor. Así, se diseñaron nueve cremas de verduras de tres sabores distintos. Las cremas estuvieron basadas en acelgas, con un contenido más elevado de fibra, y en fabas de Lourenzá, más elevado en potasio. Además, las cremas contenían, en distintas proporciones, grelos, berza, brécol, calabaza, nabicol y caupí, una variedad de judía.

Para realizar el estudio, Povisa seleccionó en residencias geriátricas del Vigo y su comarca a una población de 160 personas mayores de 70 años, que participaron voluntariamente en el proyecto. A pesar de las dificultades propias de la pandemia en el avance del estudio, el trabajo clínico llevado a cabo por Ribera Povisa logró concluir de forma inequívoca que las cremas basadas en alubias/brécol, alubia/berza y alubia/grelos, aumentan el ritmo intestinal y facilitan la evacuación de las deposiciones, reduciendo al mismo tiempo la toma de fármacos laxantes, que el mismo tiempo tienen el riesgo de interactuar de forma negativa con otros fármacos, lo cual es habitual en personas polimedicadas, como suelen ser las mayores.

El estudio demostró, además, que estas cremas basadas en la alubia, los grelos y la berza no afectaron a los parámetros de control de los pacientes que tienen que tomar anticoagulantes. La vitamina K procedente de algunos vegetales de hoja verde altera estos parámetros, que precisan de un seguimiento estrecho, pero en cambio el estudio ha concluido que no ocurre así con estos productos de la huerta gallega.

Otro de los resultados del proyecto es que durante el tiempo de estudio el deterioro funcional de los voluntarios se detuvo. En este punto, la Dr. Valenzuela apuntó no obstante que se necesitaría más tiempo para determinar de forma concluyente que esta dieta produciría una estabilización definitiva o incluso una mejora lenta de la actividad funcional.