Nigrán apremia la R a llevar la fibra óptica a los 42 núcleos pendientes desde 2020

El Ayuntamiento de Nigrán apremia a la operadora R a que acometa en el menor plazo de tiempo posible la instalación de fibra óptica en 42 núcleos del municipio que están pendientes desde el año 2020, fecha límite otorgada en el Plan Estratégico Nacional del gobierno del Estado. Estas zonas en las que no se desplegó, pese a estar contempladas y adjudicadas a R, afectan especialmente a las parroquias de Priegue (Mámoa, Navas, parte de Av. Pablo Iglesias, entre otras), Parada (Laxe, Tinde, Cabaleiros, entre otras) y Camos (Carballal, Carballeira, Touza, entre otras).

“Conseguimos grandes avances en los últimos meses con la incorporación de los barrios de A Rotea, Piñeiros, Levada y Lama en Camos; Mallón en Ramallosa o Igrexa y Rabadeira en Parada”, explica el edil Diego García Moreira, quien destaca especialmente el reciente despliegue de fibra en 28 viviendas unifamiliares de A Ramallosa del entorno de Romana Alta. “Esta zona de A Ramallosa ni siquiera estaba contemplada por ningún operador, por eso estuvimos intermediando sin descanso para que no quedara había sido”, indica García Moreira, quien avanza que “están en estudio otros 60 hogares de A Ramallosa tras requerirlo desde el Ayuntamiento”. Así, en este núcleo urbano hasta ahora la fibra estaba limitada a los bloques de viviendas, no a las casas unifamiliares.

Igualmente, el gobierno de Nigrán anuncia que asumirá la instalación de fibra óptica propia en todos aquellos núcleos que queden al margen del Plan Estratégico de Banda Ancha o que finalmente no sean atendidos por los operadores. “Cualquier núcleo que estuviera contemplado y no se instale fibra por parte del operador correspondiente o que quede el margen de las zonas previstas, esperamos que realmente sean pocos núcleos e intervendremos en ellos” explica el edil Diego García Moreira.

“Somos conscientes de que es un tema vital para el vecindario y de que tenemos que luchar para que las teleoperadoras rompan con la hendidura tecnológica que existe entre lo urbano y el rural. Hoy en día internet supone el cordón umbilical del progreso y la totalidad de la localidad tiene que estar subida la ese tren, no podemos estar en el siglo XXI con velocidades efectivas menores de 1 MB”, considera el alcalde, Juan González.