La Cruz de Lampedusa peregrina desde Vigo a Baiona por mar

El Centro Stella Maris de Vigo, en colaboración con Salvamento Marítimo y la Autoridad Portuaria, ha trasladado este viernes por mar la Cruz de Lampedusa desde el Puerto de Vigo al de Baiona, para sumarse así al homenaje que esta Cruz peregrina rinda a las víctimas de la emigración que han perdido su vida en el mar.

Salvamento Marítimo, que ha posibilitado el rescate de tantas personas, hizo el recorrido llevándola a bordo de una de sus embarcaciones. El embarque, al que asistió el presidente de la Autoridad Portuaria, Jesús Vázquez Almuiña, fue a las 10:30 horas en el muelle de A Laxe. Tras una breve parada en el puerto de Canido prosiguió su travesía a Baiona, donde fue recibida, entre otros, por el teniente de alcalde de la villa marinera, Óscar Martínez, el concejal Ángel Rodal y el presidente del Monte Real Club de Yates, Jose Luis Álvarez. Después fue trasladada a la Iglesia de Santa María de Baiona.

Stella Maris quiere solidarizarse de manera especial con los acontecimientos de las últimas semanas, en los que miles de personas han arriesgado su vida cruzando la frontera entre Marruecos y España.

La Cruz de Lampedusa, construida en el año 2014 por Francesco Tuccio con restos de barcas naufragadas frente a la isla italiana de Lampedusa, se ha convertido en un símbolo del drama de la migración. Con más de dos metros y medio de altura, metro y medio de ancho y un peso de unos 60 kilos, la cruz fue bendecida por el Papa Francisco en 2014, no mucho después de que una patera de migrantes naufragase frente a la isla de Lampedusa, dejando 366 muertos.

Su peregrinación por el mundo, que continuará posteriormente hasta Tui, pretende una toma de conciencia sobre las causas y consecuencias de la movilidad humana, el acercamiento a un problema global que afecta a todos, y la unión con los que participan y se comprometen en su solución.