Las asociaciones de Sabarís reclaman un uso preferente del nuevo centro social

Una treintena de personas acudieron este martes a la concentración convocada por las seis asociaciones de Sabarís –Castro e Ladeira, Comunidad de Montes, ATV Distrito XVIII, PICA, Club de Bolos A Rega y Coemsa- para reclamar un uso preferente del nuevo miltiusos, que cuenta con ocho espacios y una extensión que ronda los 800 metros cuadrados. El presidente de la Asociación de Vecinos Castro e Ladeira, Martín Otero, considera que el alcalde, Carlos Gómez, faltó a su palabra “y no tiene intención de proporcionarnos un local permanente, ni a nosotros ni a ninguna asociación de la parroquia”.

Tras muchas reuniones, las diferentes entidades le hicieron una propuesta al Ayuntamiento para un reglamento del futuro edificio social, pero hasta ahora no obtuvieron respuesta. “En diciembre le presentamos a todos los partidos políticos un reglamento, pidiendo el uso preferente de los espacios para los colectivos de la parroquia. Solicitamos varias reuniones con el tripartito, y no recibimos contestación”, lamenta Otero.

“Nosotros aportamos los puntos que debía incluir el reglamento y creo que fuimos generosos y sensatos porque dijimos que las actividades quien tenía la preferencia total era el Ayuntamiento porque esta casa es municipal, en segundo lugar tendrían que tener preferencia las entidades de la parroquia y después cualquier asociación de cualquier índole sea de donde sea”, señala José Alfredo Pereira, presidente de la Comunidad de Montes de Santa Cristina de A Ramallosa. “Entendemos que debe de estar abierto a todos y aunque en nuestro caso pedimos un espacio para usarlo de manera puntual, hay otras como Castro e Ladeira o PICA que necesitan una sede permanente”, aclara.

Durante la concentración colocaron una pancarta en la que se puede leer: “Uso preferencial para as asociación de Sabarís. O multiusos non é o xoguete do alcalde”. Cuentan con que la cuestión sea abordada en la sesión plenaria telemática de este jueves gracias a los grupos de la oposición y los socios de gobierno BNG y Nós, pese a que el punto no se encuentra recogido en la orden del día.

Por su parte, el alcalde, Carlos Gómez, desmiente sus afirmaciones, asegurando que no ha faltado a la verdad y que no ignora sus sugerencias, y que en el momento que cuenten con un plan de usos redactado y listo para aprobación se lo facilitará a los interesados. Además consultará con los técnicos la viabilidad de incluir algunos de los 10 puntos que componen el último escrito presentado por registro el pasado 19 de diciembre. Pese a que no cuenta con un plazo concreto de presentación del documento regulador, cuenta con que podría estar listo para llevarlo al Pleno del mes de marzo.