Ocho empresas optan a la ejecución de los trabajos de urbanización de la Fase II del Polígono da Pasaxe

Un total de ocho empresas optan a la ejecución de los trabajos de urbanización de la Fase II del Polígono Industrial da Pasaxe en Gondomar, por un precio de salida de 3,4 millones de euros y otras cuatro presentaron ofertas para la dirección de obras, presupuestados en torno a 50.000 euros más IVA, tras finalizar el plazo de presentación de las distintas propuestas.

Este martes se procedió, de forma telemática, a la apertura de los sobres para valorar las distintas ofertas. El alcalde, Paco Ferreira, confía en que tras este primer paso la supervisión y la ejecución de los trabajos puedan quedar adjudicados a lo largo de este mes “siempre y cuando no surja ningún imprevisto”.

Los plazos que se manejan, en un principio, es que los trabajos -con un plazo de ejecución de 15 meses y financiados con la fórmula de cooperación entre los integrantes de la asociación de empresarios de A Pasaxe- puedan arrancar en marzo.

Se cumple así uno de los objetivos en el que trabajó sin descanso y firmemente el gobierno que preside Paco Ferreira: regularizar la situación del polígono enquistada desde hace más de medio siglo, logrando la finales del 2019 el primer paso con la aprobación del proyecto de reparcelación y equidistribución de cargas y beneficios.

Ahora, por delante, las obras que dotarán la esta zona industrial de iluminación pública, remodelación de viales, construcción de aceras y la dotación de conexiones de saneamiento y abastecimiento.

“Una primera fase que forma parte de un proyecto más ambicioso que quiere convertir -recuerda el alcalde Paco Ferreira- nuestro parque industrial en un referente del sur de la provincia de Pontevedra”. Recordó que queda por delante la segunda fase, en la que se contará con la colaboración de la Zona Franca de Vigo, y que supondrá una ampliación de A Pasaxe en 200.000 metros cuadrados, pasando su superficie a triplicar la actual con 600.000 metros cuadrados.

Paco Ferreira confía formalizar en los próximos días el convenio entre el Ayuntamiento de Gondomar y el Consorcio estatal por lo que se hará cargo de la financiación y ejecución de la segunda fase, con una inversión de 30 millones de euros.