10.000 leds iluminan la Navidad desde Mañufe

Al más puro estilo de los EEUU, un vecino de Mañufe, Gondomar, ha decidido poner un toque de color al núcleo gondomareño con nada más y nada menos que 10.000 leds que, además de iluminarse en varios colores, “bailan” al ritmo de la música gracias al sistema ideado por Miguel de Santos y su mujer Tamara. Lo que empezó como algo meramente testimonial y típico de esas fechas con unas tiras de luces colocadas en la fachada principal de su vivienda, con los años acabó adquiriendo unas dimensiones dignas de admiración y hoy se extiende por todas las caras de su casa, garaje, un olivo que la pareja tiene en el jardín y el protagonista de este año: un gran árbol de seis metros de altura compuesto por 3.660 puntos de luz programados mediante un software al que el mismo Miguel dio vida y que permite que se muevan al ritmo de la música que sale a través altavoces colocados en el exterior.

Su proyecto comenzó a coger forma a mediados de agosto, cuando comenzaron a realizar los primero pedidos de componentes, aunque no fue hasta octubre cuando comenzaron a instalarlo. Gracias a varios tutoriales y los conocimientos que el gondomareño tiene en informática, su profesión, comenzó a realizar una serie de ensayos hasta que consiguió configurar la totalidad del sistema. “La verdad que las pruebas fueron un éxito, tuvimos un pequeño problema con el cable de datos que manda las órdenes a las luces de la estrella y al principio no se encendían en su totalidad, pero como lo hicimos con margen lo solucionamos”, explica de Santos. El autor de tal asombrosa iniciativa confiesa que las luces del municipio vecino de Vigo tienen algo que ver, incluso comparte banda sonora con algún que otro tema que suena por las calles de la ciudad. “La verdad que nos encanta el decorado vigués, aunque nuestro repertorio musical es limitado contamos con seis canciones conocidas, casi todas de temática navideña pero hay excepciones, como la de la película de Piratas del Caribe”, manifiesta.

Cabe destacar que el árbol fue construido de manera artesanal. El mástil central funciona como nervio del conjunto coronado por una gran estrella de la que salen 32 conexiones sobre las que bajan los cables dotados de un centenar de portalámparas cada uno. Ante tal despliegue, se hace realmente complicado que una vez escondido el sol el espíritu navideño tanto de Miguel como de Tamara pase desapercibido en Mañufe.

Navidad 2020 from Miguel Dos Santos on Vimeo.