Finalizan las obras del nuevo centro cultural de Sabarís en el antiguo mercado

FOTO: PABLO F. ESTÉVEZ // O cambio do firme proxectado en gres por outro de resina outorga unha imaxe moi mellorada ao espazo.

Las obras de rehabilitación del inmueble que durante años albergó el Mercado de Sabarís ya están rematadas y el inmueble ya ha sido recepcionado por el Concello. Además y con el fin de minimizar riesgos de contagio por contacto entre personas ajenas a un mismo círculo contemplan la puesta en funcionamiento de una app de reserva de espacios que permitirá el acceso a las instalaciones. Sin embargo es una apuesta que todavía está por concretar, a falta de un informe económico que establezca su cuantía pero en boca del concejal de Urbanismo, Víctor Manuel Vidal, “nos parece una manera efectiva de evitar riesgos”. Por el momento la propuesta está en fase de evaluación y en caso de que vaya adelante se pondría en funcionamiento a lo largo del próximo año. Por el momento esta es la única novedad en cuanto a su uso trasladada desde el departamento competente, pero recuerdan que la propia fisionomía de la edificación dotada de un eficiente sistema de ventilación forzada, sus amplios espacios y las aulas configuradas con biombos para variar sus características de capacidad, garantizan la seguridad sanitaria de su interior sin olvidarse de que los futuros usuarios tendrán un papel vital en este aspecto.

Sobre el proyecto original, Vidal precisó que se llevaron a cabo pequeñas variaciones sobre la marcha pero existe una que tiene un gran impacto visual, que no es otra que la sustitución del compuesto del suelo de gres por otro de resina, y el resultado salta a la vista. Las ventajas, además de estéticas, responden a un factor de practicidad. De este modo, en el caso de que haya que hacer intervenciones para, por ejemplo, reparar una conducción de agua, eléctrica o de gas, solo necesitarán actuar sobre la zona en concreto, que una vez reparada, se volvería a tapar mediante la aplicación del material. “Hablamos de una superficie de más de 500 metros cuadrados que en un principio iba a ir con baldosa, aquí dentro de unos años podremos tener problemas de stock a la hora de su reposición. Mediante esta fórmula eliminamos un problema al tiempo que ahorramos en materiales”, aclara. Asimismo y tal y como adelantó este diario las instalaciones no contarán con un establecimiento hostelero debido a la mala acogida de la iniciativa por parte de vecinos y asociaciones. Pero dejaron las conexiones necesarias por si en un futuro este supuesto cambia. En cuanto a su disposición mantiene los espacios destinados a asociaciones, salas de reuniones o despachos, todo ello coronado por un gran escenario al final del recorrido mientras las cerchas de hormigón, uno de los signos de identidad del complejo, se mantienen a la vista alternadas con diferentes elementos en madera en donde predominan los tonos marrones. La zona destinada a actuaciones o conciertos se puede configurar a su vez como sala de conferencias y está equipada con un potente sistema de sonido además de proyectores.

Las instalaciones no entrarán en funcionamiento de manera inmediata, sino que ahora queda por delante la elaboración de los pliegos de ordenación de su uso, con clara vocación sociocultural y artística aunque tampoco se cierra en banda a una hipotética finalidad comercial de alguno de sus espacios, pero ya a largo plazo. Una vez que las condiciones lo permitan, las nuevas instalaciones de la parroquia más poblada de Baiona serán inauguradas con todos los honores y comenzarán a utilizarse a partir de enero.