El servicio de Hematología del Chuvi ya cumple todos los criterios para iniciar las nuevas terapias oncológicas

El servicio de Hematología del Área Sanitaria de Vigo cumple con las exigencias requeridas para conseguir la autorización del Ministerio de Sanidad para iniciar las nuevas terapias oncológicas CAR-T. Así, esta semana dieron un paso más con la realización de un curso de formación específico en los nuevos tratamientos, en el que participaron 30 profesionales sanitarios, médicos y personal de enfermería de las especialidades implicadas.

Según explica la jefa del servicio de Hematología, Carmen Albo, “el hospital trabaja en conjunto, desde hace dos años, hacia a conseguir esta autorización y que terminará con la necesidad que supone derivar nuestros pacientes cara los 10 hospitales españoles habilitados para utilizar estas terapias, ninguno de ellos de Galicia. La dicha autorización redundará en una mayor equidad en la utilización de estas terapias”.

En estos momentos, el hospital Álvaro Cunqueiro está preparado y capacitado para incorporar estas técnicas su cartera de servicios, tanto desde el punto de vista estructural como dotacional y de capacitación y calificación de sus profesionales “hace años que vinimos realizando procedimientos de igual el mayor complejidad, como el trasplante alogénico de médula, con los máximos criterios de calidad, y tenemos actualmente un equipo multidisciplinar formado en este nuevo avance tecnológico”, asegura la doctora Albo.

El curso fue impartido por el Grupo multidisciplinar de las terapias CAR-T -integrado, entre otros, por profesionales de los servicios de Hematología, Farmacia, Neurología, y Medicina Intensiva- y creado el pasado año para valorar la indicación de estos tratamientos en determinados pacientes, que tienen que ser derivados a los centros habilitados por el Ministerio de Sanidad fuera de la comunidad gallega. En los últimos 2 años, el Chuvi derivó 8 pacientes.

Inmunoterapias de vanguardia

Las terapias CAR-T constituyen los tratamientos más avanzados contra el cáncer. Se basan en la modificación genética de células del sistema inmunitario del propio paciente, para que estas células puedan ser capaces de reconocer las células tumorales y destruirlas.

Están aprobados actualmente en el tratamiento de las leucemias agudas linfoblásticas y linfomas B. Pero, próximamente, se aprobará su uso clínico en otras patologías como el mieloma, la leucemia linfática crónica o linfomas T, y en un futuro también se utilizarán en órganos sólidos (cánceres de páncreas, pulmón…).

“Esta nueva oferta terapéutica nos situará la vanguardia de la lucha contra el cáncer y supondrá un gran salto cualitativo en la atención a nuestros pacientes, que ya no tendrán que desplazarse a centros sanitarios de fuera de Galicia para recibir este tipo de terapias”.