El PP acusa a Paco Ferreira de volver a mentir para no hacer las obras en el Puente de las Ánimas

FOTO: PATRIMONIOGALEGO.NET // Ponte das Ánimas.

En el mes de agosto el Ayuntamiento de Gondomar solicitó a la Diputación Provincial el desistimiento de dos subvenciones concedidas para las obras de “Recuperación y puesta en valor del Puente de las Ánimas y de su entorno” y “Anexo recuperación Puente de las Ánimas”, que fueron aceptadas por el organismo provincial el pasado mes de septiembre. El argumento que usó el alcalde fue “motivada este desistimiento en el hecho de no haber obtenido autorización sectorial favorable del Servicio de Patrimonio de la Xunta de Galicia”.

Desde el Partido Popular de Gondomar afirman que el Ayuntamiento cuenta con el permiso de Patrimonio para la primera de las obras desde el pasado 4 de enero de 2016 y para la segunda obra fue solicitado el 5 de junio de 2020 y concedida el 10 de septiembre de este mismo año. “Por lo tanto es mentira que no existiera permiso de patrimonio, el alcalde vuelve a mentir para justificarse”, afirma Paula Bouzós.

Según denuncian los populares, esta no es la primera vez que el alcalde usa un motivo falso para justificar un desistimiento de una subvención, lo mismo hizo el año pasado con la obra de Mejora de accesibilidad en la casa consistorial. “En un primer momento argumentó la falta de autorización de Patrimonio siendo conocedor de que sí estaba concedida, y cuando fue preguntado en el pleno por el Partido Popular una vez finalizada la obra, cambió por decreto el motivo del desistimiento que no era otro que el no acuerdo con los propietarios colindantes para la colocación de la pasarela de acceso a la Casa del Concello, cosa que aprovechó para cambiar y acomodar su despacho”.

El Partido Popular también se pregunta qué va a pasar con los contratos de obra de Recuperación y Puesta en Valor del Puente de las Animas que ya habían sido adjudicados en julio del pasado año 2019 a la empresa Prace Servicios y Obras por 40.709,39 €, la dirección de obra adjudicada a Antonio Soliño por importe de 1.815,00 € y la coordinación de seguridad y salud adjudicada a Iván Martínez por importe de 1.452,00 €.

“Una vez más el alcalde miente descaradamente para justificar su decisión de no acometer obras ya adjudicadas, y por las que se pagaron proyectos y se hicieron trámites administrativos en vano. Esto demuestra la falta de planificación y programación y el gobierno por impulsos e improvisación”, asegura Paula Bouzós, portavoz del Partido Popular de Gondomar.