Adiós al “feísmo” del edificio de la Comunidad de Montes de Monteferro

El Ayuntamiento de Nigrán expondrá al público desde mañana y por un período de dos meses el “Plan Especial de Infraestructuras y Dotaciones de Portocelo” para el planteamiento de alegatos. El proyecto elaborado por la Comunidad de Montes de Monteferro y aprobado el 9 de noviembre por el gobierno local permitirá la reforma del inacabado edificio de esta entidad para integrarlo en el paisaje y adaptado a la legalidad, dando marcha atrás a uno de los mayores exponentes del “feísmo” en el municipio. Así, supondrá, entre otras cosas, rebajar su altura a la mitad para dejarlo en una sola planta o recuperar la rasante original de la parcela, integrando toda la propiedad en el paisaje (suma 5.761 metros cuadrados). Los pasos a seguir para este fin son similares a los de un Plan General de Ordenación Urbanística, siendo necesaria una aprobación provisional y definitiva (siempre contando con los informes favorables de la Xunta).

“La recuperación y puesta en valor medioambiental y urbanística de Monteferro pasa inevitablemente por convertir el histórico edificio de la Comunidad de Montes en un lugar acorde con su entorno, lejos del feísmo actual que representa, manteniendo al mismo tiempo su necesario uso de centro centro social, vecinal y medioambiental al servicio del vecindario. Desde el Ayuntamiento celebramos que la Comunidad de Montes decidiese dar este paso y ahí estaremos a su lado porque creemos que significa una oportunidad para poner en valor Monteferro”, señala el alcalde al respecto.

El edificio obtuvo licencia de construcción en 1988 con arreglo a las normas subsidiarias vigentes en aquel momento, sin embargo, el proyecto original se desvió sustancialmente entrando en conflicto con la legalidad y quedando finalmente inconcluso. El proyecto actual, elaborado por el arquitecto Federico Suárez, integra el edificio en el paisaje rebajando su altura a 5 metros y una sola planta o devolviendo la rasante de la parcela a su estado original. En el terreno se crearán zonas ajardinadas en la parte central y matorrales en la frontal (siempre empleando especies autóctonas) y habrá espacio de acceso rodado y aparcamiento (16 plazas más 2 adaptadas). Las características tipológicas y constructivas, colores y acabados será acordes con el paisaje rural y las construcciones del entorno para garantizar el mínimo impacto visual y la mínima alteración del relieve natural del terreno.

Finalmente, el nuevo edificio tendrá un uso socio-recreativo al servicio del vecindario, teniendo como objetivo primordial fomentar el asociacionismo forestal, creando además un punto de información y difusión sobre la península de Monteferro (interés arqueológico, etnográfico, paisajístico, medioambiental, etc.).

“Es una oportunidad no sólo para corregir despropósitos urbanísticos propios de otras épocas, si no para dotar a Monteferro de un espacio público-comunitario donde poner en valor uno de los lugares con mayores atractivos del municipio por su riqueza natural, paisajística y etnográfica”, destaca González.