“La nefasta gestión del alcalde de Baiona reduce el contrato de un técnico de turismo de más de dos meses a 20 días”

El Partido Popular de Baiona asegura en un comunicado que la actitud “irresponsable” y la “nefasta” gestión que el alcalde de Baiona, el socialista Carlos Gómez, está realizando en el Concello, vuelve a quedar patente en el área de Turismo de la que él mismo es el máximo responsable. La “desorganización” y la “pasividad” con la que actúa ha provocado que una persona no pueda trabajar como técnico superior de turismo en la Oficina de Baiona durante más de dos meses sino, como máximo, durante 20 días. Esto a pesar de que no supone coste alguno para las arcas municipales porque está financiado íntegramente por la Xunta pero sí resulta un alivio económico para una familia.

El motivo según los populares es que el Concello no ha realizado la tramitación oportuna para ofertar esta plaza hasta esta semana, y eso que los plazos establecidos en las bases de la ayuda autonómica permitían hacerlo desde el pasado 3 de julio. Asimismo también se establece que el contrato no puede ser superior al 15 de septiembre. Por lo tanto, hay una persona que podría estar trabajando desde principios del mes de julio y hasta mediados de septiembre en la Oficina de Turismo de Baiona y que, por culpa del “caos” con que gobierna Gómez, apenas podrá hacerlo durante dos o tres semanas.

Los auxiliares de la Policía Local, también con mes y medio de retraso

Para el PP de Baiona estos retrasos son una constante en el día a día de la gestión del gobierno local. Los auxiliares de la Policía Local llegaron un mes y medio después de la fecha inicial, es decir a mitad del verano, cuando “lo lógico” es que se incremente la seguridad en el municipio al principio de la temporada estival para “tranquilidad de todos” pero, sobre todo, para evitar escenas tan lamentables como las ocurridas semanas atrás con el botellón. “Y especialmente este verano marcado por el Covid-19 donde la vigilancia es más necesaria que nunca”.

“La pérdida de subvenciones por parte del Concello de Baiona es una constante y en esta situación no nos lo podemos permitir, tenemos y debemos trabajar para ayudar a los vecinos y esta forma de gobernar basada en la improvisación lo único que está haciendo es perjudicar a la familias que, a pesar de la situación, continúan pagando sus impuestos”, apostillan. Precisamente, y como una muestra más de la dejadez socialista, a finales del mes de julio Gómez, como presidente de la Mancomunidad, también perdió un obradoiro de jardinería (Ecomiñor) que buscaba dar empleo a una veintena de personas del Val Miñor.