El BNG del Val Miñor presenta 15 enmiendas a los Presupuestos de la Xunta para el 2020

El Bloque Nacionalista Galego formuló un total de quince enmiendas parciales a la propuesta de presupuestos de la Xunta para el ejercicio 2020 relativas a los ayuntamientos del Val Miñor. Las enmiendas formuladas se centran en el reforzamiento y alargamiento de los servicios públicos, en la sanidad, en medio ambiente y en la mejora de la movilidad y de las infraestructuras viales.

De ellas, siete afectan al conjunto de los tres ayuntamientos del Val Miñor.

La cuestión ambiental merece de una importante atención para la organización nacionalista. De esta manera, proponen destinar casi 4 millones de euros para la recuperación de las zonas afectadas por los fuegos en la comarca de Vigo, en la que se incluyen los ayuntamientos del Val Miñor, que, después de dos años de la ola de fuegos del 2017, aun están esperando por unas ayudas que efectivamente puedan paliar sus brutales efectos. Demandan también la realización de un estudio para la recuperación y regeneración de A Foz do Miñor para la corrección de la contaminación y la recuperación del banco marisquero.

En lo relativo a la sanidad pública, destacan los 24 M€ destinados a la compra de POVISA para la red sanitaria del SERGAS, propuesta conjunta con los demás ayuntamientos adscritos al hospital privado. Proponen también la dotación de 300.000 € para la ampliación del horario de especialidades del PAC Val Miñor de radiología, fisioterapia, salud mental (esta última con listas de espera de hasta seis meses); y la dotación de una segunda ambulancia adscrita a este PAC en el servicio de urgencias en días laborables, que permita reducir el tiempo de espera en los casos de urgencia.

En cuanto a las infraestructuras y la movilidad proponen la mejora del transporte público por carretera y el servicio de bus a Universidad de Vigo desde el Val Miñor y la dotación de 500.000 € para el estudio para la evaluación del rescate de la concesión y bonificaciones transitorias de los peajes de la AG-57 (Autopista del Val Miñor), que conlleve su gestión pública y la eliminación de los peajes, convirtiendo esta vía en verdadera circunvalación para los tres ayuntamientos del Valle y, en el caso concreto de Gondomar, permita la reducción del tránsito de vehículos por el centro de la parroquia de Vincios.

Las restantes enmiendas tienen carácter local.

Así, el BNG de Baiona ante la elevada demanda de nuevas plazas, propone la construcción de una nueva escuela infantil dotando una partida para el inicio de las obras en el 2020.

En el caso del BNG de Nigrán proponen la urbanización de la calle Otero Pedrayo (PO 3330) que, pese a ser una carretera muy transitada y que vertebra el municipio, presenta un estado lamentable.

Por su parte, el BNG de Gondomar propone el inicio en el 2020 de una nueva escuela infantil y de un centro de día para mayores; así como ampliar la atención de pediatría en horario de tarde para el Centro de Salud de Gondomar.

Propone también la mejora de la movilidad peatonal (construcción de senda peatonal) de la carretera PO-341 Vincios-Couso, y completar la construcción de arcén en la carretera PO-332 Vincios-Nigrán en los tramos que faltan entre Tercias y Ventas en la parroquia de Vilaza. Además de la construcción de una nueva fase de saneamiento en las parroquias del ayuntamiento de Gondomar.

Anuncios