Usuarios del Puerto Deportivo Baiona denuncian a la empresa gestora

FOTO: ALBERTO RODRÍGUEZ // Porto Deportivo Baiona.

La Asociación de Usuarios del Puerto Deportivo de Baiona, en adelante AUPB, vuelve a saltar a la palestra tras presentar un total de 43 demandas contra la concesionaria de las instalaciones. Sus motivos son claros y estriban en la paralización del proyecto de ejecución de la marina seca por parte de una compañía perteneciente al grupo Copasa.

Sin embargo las versiones se contradicen y fuentes pertenecientes al grupo explicaron que las instalaciones están gestionadas por Puerto Deportivo de Baiona S.A. constituida por Geseco y Ronáutica al 50% en 2001, aunque posteriormente la primera compró la mitad restante para quedarse con la totalidad de la compañía que actualmente está al frente de las instalaciones náuticas. En este sentido matizaron que aunque si bien es cierto que es una participada de Copasa, mantienen que ésta no tiene “absolutamente nada que ver con el complejo y no son poseedores del mismo”.

Desde la AUPB explicaron que la paralización inicial de la ejecución de un proyecto por valor de 3 millones de euros, estuvo vinculada durante 14 años a la ausencia del Plan Especial del Puerto, aprobado en 2015, e indispensable para dar la autoridad al Concello para poder otorgar licencias y acusan a la concesionaria de haber incumplido los plazos de ejecución. Un argumento que estriba en que tres años después de la entrada en vigor del documento, el puerto sigue exactamente igual que en 2001. Una vez más las versiones vuelven a chocar ya que desde Puerto Deportivo de Baiona S.A. aseguran que a día de hoy no cuentan con las autorizaciones pertinentes por parte de Portos de Galicia, Capitanía Marítima y el Concello de Baiona, que les permitan llevar adelante el proyecto de la marina seca al mismo tiempo que aprovecharon para manifestar un gran interés ante la ejecución del mismo. Un espacio en tierra firme y realizado sobre un relleno, que en la actualidad se encuentra al 50% de su construcción, que albergaría toda la dotación de servicios entre las que destacan una escuela de vela, zona de hostelería, Capitanía o un edificio comercial, entre otros.

Así pues los integrantes de la AUPB representados por el presidente Santiago Fagilde, el vicepresidente Carlos Saavedra y el secretario y portavoz Francisco González, reiteran que la paralización de la iniciativa responde a la “dejadez” mostrada por la empresa al afirmar que en la actualidad “debe de mover ficha e iniciar la construcción lo antes posible”.

Así pues desde la agrupación mantienen que el proyecto en la actualidad está adaptado a los requisitos del plan especial, y que mientras el tiempo continúa en su contra tienen que asumir unas cuotas mensuales que rondan los 100 euros al mes, similares a otras instalaciones como las ubicadas en Sanxenxo, la marina viguesa de Davila o las existentes en Combarro. Aunque la calidad de los servicios de la ubicada en Baiona poco tienen que ver con las anteriormente mencionadas.

Anuncios