El Ayuntamiento de Nigrán urge a la Xunta a sustituir las tuberías oxidadas del CEIP Mallón

El Ayuntamiento de Nigrán insta a la Xunta de Galicia la que ejecute sin demora obras de relevo de las viejas y oxidadas tuberías del CEIP de Mallón al detectarse niveles de hierro elevado en el agua pese a ser apta para el consumo, tal y como revela la analítica realizada esta semana desde la concesionaria Aqualia a instancias del propio Ayuntamiento y que fue remitida hoy a la Consellería de Educación junto imágenes y un escrito oficial. La realidad es que buena parte de la instalación fecha desde el año de construcción del centro en 1987 y presenta la simple vista un gran deterioro que, al inicio de cada curso escolar y tras meses sin uso, se hace visible en el propio agua durante los primeros días. Por todo ello, y con el objetivo de otorgarle la máxima celeridad, el Ayuntamiento trasladará a mayores en la próxima semana a la Consellería de Educación un informe municipal en el que se valore la intervención y su cuantía económica (ya se contrató a una empresa al efecto). Paralelamente, mientras los niveles de hierro no bajen, el Ayuntamiento continuará suministrando al centro escolar bidones de agua embotellada.

“Aunque sea agua apta para el consumo la calidad no es la máxima, por lo que desde el Ayuntamiento preferimos acercar agua embotellada hasta que se corrija la situación”, indica el alcalde, Juan González. Así, los diferentes parámetros analizados son correctos y en el caso del hierro presenta 223 mg/litro, mostrando en este aspecto un pequeño incidente al superar los 200 mg/litro (a partir de los 500 mg/litro se consideraría no apta para el consumo, tal y como recoge el Real Decreto 140/2003 que establece los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano).

“Hace años que venimos reclamando a la Xunta el relevo de las tuberías del CEIP Mallón que, lógicamente, tras 32 años de uso, están totalmente deterioradas, como a simple vista se aprecia”, incide el alcalde. “Los Ayuntamientos tenemos el deber de realizar el mantenimiento de los centros educativos, pero es obvio que estas cuestiones responden a que los materiales empleados en la construcción de los colegios ya pasaron su vida útil. La analítica del agua advierte de que el cambio es necesario y urgente y así se lo reiteraremos a la Xunta las veces que haga falta”.

2019-09-20 - Foto1

Anuncios