Araújo denuncia que la Plaza Paradela “comienza a fallar” por la “urgencia electoralista del Alcalde”

Manifesto Miñor denuncia que el proyecto que debería ser el eje vertebrador del núcleo urbano de Gondomar se enfrenta la varias polémicas poco a poco días de ser abierta al público. “Esto sucede por las presas de Paco Ferreira de tenerla inaugurada antes de las elecciones, y hacer caso omiso de las sugerencias de MM o de los propios vecinos del entorno”, señala Antonio Araújo.

“La opinión pública debe saber que Paco Ferreira le mintió al Pleno de la Corporación Municipal, para conseguir nuestro voto favorable, afirmando que el proyecto estaba consensuado con vecinos y comerciantes, cuando era mentira, y ahora vemos como las quejas y el malestar aumentan cada día por parte de comerciantes y vecinos que padecen las dificultades para acceder a sus garajes o llevar mercancías, o la imposibilidad de entrada a bomberos, ambulancias, o mismo para un simple cambio. Por no hablar de algunos elementos altamente inseguros como son un surtidor metido en un hoyo sin protección, o un ‘arroyo de agua’ que atraviesa la Plaza con grande peligro para niños y personas mayores. El mismo día de la inauguración un niño de pocos años cayó en el hoyo del surtidor afortunadamente sin consecuencias por haber mucha gente alrededor”, lamenta el portavoz de Manifesto Miñor.

Según Araújo, este proyecto en el que se ha invertido casi 1.000.000 €, que fue publicitado por la Alcaldía como fruto del consenso con los comerciantes y con los vecinos, resultó finalmente “un acto de personalismo propio del despotismo desilustrado del Sr. Ferreira, uno de tantos”.

El ex concejal de Urbanismo recuerda que su grupo apoyó siempre la idea de hacer peatonal a Plaza de A Paradela, y en consecuencia el proyecto, solicitando al tiempo un concurso de ideas para que fuera un proyecto integrador que recogiera las necesitáis de usos, servicios y económicas de los vecinos. “Incluso que se contemplara la posibilidad de un aparcamiento soterrado, etc. Una vez más las sugerencias de Manifesto Miñor cayeron en saco roto”.

“También queríamos un proyecto que ganara el espacio para uso público pero, respetando el aspecto natural de la plaza. Finalmente resultó un proyecto empedrado, duro y rutinario que no casa con un entorno verde como son los demás espacios contiguos a la plaza. El compromiso de Manifesto Miñor con los vecinos, comerciantes y usuarios de la Plaza de A Paradela, no puede ser otro que después de las elecciones del próximo 26 de mayo, ponerse a trabajar de manera conjunta y consensuada para resolver todos aquellos defectos que el dicho proyecto tiene y que son urgentes resolver”, concluye Araújo.

Anuncios