La Xunta anuncia mejoras en la PO-552 en el entorno de el Puente de A Ramallosa

El delegado de la Xunta en Vigo, Ignacio López-Chaves, se desplazó hoy hasta el municipio de Baiona para anunciar el inicio de las obras de mejora en la PO-552 en el entorno del Puente de A Ramallosa. Según informó, el proyecto cuenta con un presupuesto base de licitación de 30.100 euros y un plazo de ejecución de dos meses con el objetivo de que la obra esté finalizada antes del inicio del verano.

Los trabajos se centrarán en un tramo de 110 metros de longitud, donde la Agencia Gallega de Infraestructuras detectó que es necesario ejecutar una serie de actuaciones para mejorar la seguridad vial. En este sentido, el representante autonómico recordó que la zona soporta un importante tráfico peatonal que requiere extremar las medidas de seguridad vial reduciendo la velocidad y dotando de continuidad y dimensiones adecuadas al itinerario existente.

Parte de las obras discurren por el término municipal de Nigrán, si bien el grueso de las mismas se encuentran en Baiona, municipio que solicitó la actuación.

La intervención consistirá en la ampliación de la acera existente hasta un ancho de 1,80 metros, mediante la instalación de un nuevo borde y una solera de hormigón en el sobreancho. Al mismo tiempo, se contempla el borrado de la señalización existente y su reposición adaptada a la nueva sección vial.

Por último, mediante la demolición del borde central, se ejecutará un nuevo paso peatonal de acceso al paseo, nuevas baldosas con botones, señalización horizontal y vertical de paso de peatones con pulsador.

López-Chaves, quien estuvo acompañado durante la visita por el alcalde de Baiona, Ángel Rodal, y los concejales de Infraestructuras y Accesibilidad, Jose Ángel Bahamonde y Policarpo Vilar, recordó que estos trabajos incidirán en la seguridad vial al tiempo que favorecerán los desplazamientos cotidianas de los vecinos e incrementarán su seguridad.