“Un espectáculo teñido por la irresponsabilidad”

FOTO: ALBERTO RODRÍGUEZ // Os concelleiros do BNG na sesión plenaria.

Se consumó la oportunidad perdida para que el Pleno Municipal de Baiona aprobara unos presupuestos de consenso. Una vez que la situación de la Corporación Municipal mudó, para el BNG era la hora de que todos los partidos fueran responsables “y esa responsabilidad máxima tenía que recaer en el equipo de gobierno, por lo que debió producirse una tramitación consensuada de los presupuestos. Nadie debería pretender aprovechar esta situación para tirar rédito partidista y mucho menos bloquear el ayuntamiento por revanchismo político”.

“Toda esta inestabilidad que el Partido Popular generó con sus problemas internos, con el campo de golf, con las sentencias judiciales, son los vecinos y vecinas quien están sufriendo esta mala gestión, que al fin y al cabo certifica un fin de ciclo de un gobierno agotado”, afirman los nacionalistas.

“La forma de trabajar del BNG se refrenda una vez más realizando la tarea que le corresponde, trabajando sobre los presupuestos y proponiendo unas enmiendas de mínimos para que sean unos presupuestos sociales, mas en ningún caso derivando en su apoyo. En esa responsabilidad el BNG fue el único en presentar alternativas al PGOM, al campo de golf, en la declaración institucional por el 25 N o al IV Plan de Igualdad este Hombres y Mujeres (PIOM), por lo que del mismo modo presentó enmiendas a los presupuestos”.

Las aportaciones del BNG, apoyadas por unanimidad, derivan en la creación de un programa contra la pobreza energética dotada con 5.000 €, la adhesión al Fondo Gallego de Cooperación Internacional por 2.000 €, el desarrollo del IV PIOM por 5.000 €, la creación de una partida de asistencia social primaria para equipación escolar y otra para comedores escolares, cada una de ellas por 2.500 €, un programa de talleres y cursos sociales por 10.000 €, una partida dedicada a la terapia familiar y psicológica por 8.000 € y un programa de educación familiar por 8.000 €.

Todos estos nuevos programas y partidas sociales, que conforman la totalidad de 43.000 €, aminoran partidas correspondientes a atenciones protocolarias y de publicidad y propaganda.

El resultado final fue un Pleno Municipal con una concejala recusada por mandato legal, un PSOE ausente y un Partido Popular que estando en minoría acaba aprobando los presupuestos en solitario.

“Con todo, la responsabilidad de IU y BNG acercando enmiendas que mejoraron notablemente el documento inicial no palía el mal sabor de boca que deja un debate tosco y que no merece nuestro ayuntamiento. Baiona precisa responsabilidad, capacidad de diálogo y defensa de los intereses del vecindario por encima de los partidistas, ese es el objetivo principal de aquellos que ostentan la representación política y el BNG siempre el abanderará, por dignidad y coherencia”, concluyen los nacionalistas.

Anuncios