Paralizada la adjudicación del contrato de la recogida de la basura de Gondomar

FOTO: CONCELLO DE GONDOMAR

Las dudas y las advertencias hechas por Manifesto Miñor en el pleno de 18 de octubre, se viene ahora confirmadas por los recursos interpuestos por dos de las empresas participantes en el concurso de licitación del contrato de la recogida de los residuos sólidos urbanos del Ayuntamiento de Gondomar, según Antonio Araújo, por culpa de la falta de transparencia y un informe de parte.

El 30 de agosto de 2017, el Pleno del Ayuntamiento de Gondomar aprobó con los votos del PSOE-PP-IxG, el “Pliego de cláusulas administrativas particulares” (PCAP) y el “Pliego de prescripciones técnicas” (PPT)que iban a regir el concurso público para adjudicar la recogida de RSU del Ayuntamiento de Gondomar. Todo ello por un montante inicial de 744.950.-€/año (IVA incluido) y por un tiempo de 4 años prorrogables a dos más.

La realidad del coste total que le va a suponer a las arcas municipales a adjudicación de la recogida de los RSU, entre la recogida propiamente dicta y el canon de SOGAMA, supone 1.125.000.-€/año, con los incrementos que legalmente se recogen nos propios pliegos de condiciones que rigen el dicho concurso. Es decir, aproximadamente un 18% del presupuesto municipal.

Entre el extenso articulado que conforma los dichos pliegos de condiciones, en el PCAP queda expresamente recogido en diversas cláusulas que la existencia de bajas anormales (bajas temerarias) dejaría fuera del concurso a aquellas empresas que incurran en la mismas.

“Pues bien, comoquiera que hubo dos empresas que incurrieron en bajas anormales (FCC y GESECO), y que después de un segundo informe de parte contratado por el Sr. Alcalde sin conocimiento de la Mesa de Contratación a la empresa TIRSE Ingenieros S.L. (ver diligencia del Secretario Municipal, y actas de la Mesa de Contratación nº 4, 13), la Mesa decide aceptarlo y permitir la continuidad de las dichas empresas en el concurso”, recuerda el portavoz de Manifesto Miñor.

Araújo considera este hecho inaudito, junto con otras dudas que su grupo puso sobre la mesa antes y durante el Pleno de 18/10/2018 de adjudicación del contrato a FCC para que habían sido sometidas previamente a la consideración del Sr. Alcalde y aclaradas a través del correspondiente informe de los servicios técnicos o jurídicos municipales (escrito presentado el 4/10/2018), negándose expresamente a ello con el el argumento que toda la información estaba en el expediente del Pleno, a pesar de hacerle la advertencia de que esas anomalías podrían producir consecuencias imprevisibles en el proceso de contratación de los RSU de Gondomar.

“Una vez más Paco Ferreira mostró su peor cara: la de la arrogancia y la de la incapacidad para el diálogo y el consenso políticos despreciando nuestra propuesta. A partir de ese momento los atrancos en el acceso a la documentación que posteriormente reclamamos están siendo continuos, teniendo incluso que pedir amparo a la Defensora del Pueblo por este hecho. El resultado de este modo de entender el gobierno municipal, está a la vista: dos de las empresas concursantes acaban de presentar sendos RECURSOS ESPECIALES EN MATERIA DE CONTRATACIÓN CONTRA EL ACUERDO PLENARIO DE 18 DE OCTUBRE DE 2018, PERANTE EL TRIBUNAL ADMINISTRATIVO DE CONTRATACIÓN PÚBLICA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE GALICIA”.

“Destacan en esos recursos las empresas recurrentes, la denegación del acceso a la documentación del expediente y el informe, que nosotros consideramos de parte, de TIRSE Ingenieros S.L. De entrada el resultado de los dichos recursos, que son suspensivos, paralizaron la contratación en favor de FCC hasta que el Tribunal los resuelva. La pregunta es: ¿qué va a hacer Paco Ferreira si el Tribunal anula todo el proceso de contratación? A día de hoy el proceso está suspendido automáticamente por el hecho en sí mismo de la presentación de los recursos, y a mayores, el Tribunal viene de mantener esa suspensión por medio de una Resolución dictada el 15 de noviembre hasta la resolución definitiva del asunto. Los por qués del Alcalde para mantener esa contratación a sabiendas de nuestras advertencias hechas por escrito y en el pleno, los sabe él. De entrada le sirvió como disculpa para nuestra expulsión del gobierno municipal. Veremos como acaba el cuento”, concluye Araújo.