Anuncios
Ticker de novas

“Desde el minuto cero nuestra presencia en ese gobierno no era bien recibida por Paco Ferreira”

Los tres concejales de Manifesto Miñor, Antonio Araújo, Xosé Antón Araúxo y Rocío Cambra, dieron este martes una rueda de prensa tras su expulsión del gobierno municipal de Gondomar. El resultado de las elecciones de 2015 dio como resultado una corporación con cinco fuerzas políticas, con cuatro concejales del Partido Socialista y otros tantos del Partido Popular, y tres de Manifesto Miñor, tres de Gondomar Concello Aberto y otros tres de Iniciativa por Gondomar.

Para Araújo, el hasta ahora Teniente de Alcalde y concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, “es un mensaje claro de la ciudadanía, que nos está diciendo pacten, acuerden y júntense”, teniendo en cuenta que 10 concejales son de izquierda-galleguista y siete son de la derecha. “Los nuevos tiempos de la política, de los que tanto se habla, en Gondomar ya hace tiempo que llegaron, y esos tiempos que vinieron para quedarse son pacto, corporaciones muy plurales y por lo tanto consenso y diálogo. Las mayorías absolutas, levantar la mano y pasar el rodillo, se acabaron”.

Araújo opina que esa es una lectura que todos los partidos de izquierdas deberían hacer en Gondomar, “por lo que se ve menos el PSOE”. “Manifesto Miñor lo tuvimos claro siempre y por eso aguantamos este pacto de gobierno, porque también entendíamos que era necesario hacer la pedagogía política del pacto, y desde luego por nuestra parte no quedó. Nosotros somos expulsados de un gobierno. Las motivaciones verdaderas e incluso los personajes que están detrás de esta expulsión, son para nosotros exactamente las mismas que guiaron la moción de censura del 2009, contra mi gobierno”.

Sin embargo, según Araújo, esta vez lo hacen “de una manera mucho más refinada, pensaron ellos, porque al final se convirtió en un esperpento total y absoluto. Una asamblea del PSOE para romper un gobierno de izquierdas y están en primera, segunda y tercera fila, militantes y activistas reconocidos por todos nosotros del Partido Popular, con nombres y apellidos. En este sentido, emplazamos públicamente al Partido Socialista a que aclare esto, no a nosotros que ya sabemos lo que hay, sino a los cientos de votantes, simpatizantes y afiliados del PSOE honestos que hay en Gondomar”.

“Cuando nosotros firmamos el pacto de gobierno nos comprometimos, obviamente con la ciudadanía, con la gente, a llevar a cabo unos puntos y detectamos desde el minuto cero que nuestra presencia en ese gobierno no era bien recibida por Paco Ferreira porque nosotros nunca miramos para otro lado. Aquellas cosas que mirábamos dentro del gobierno que no eran correctas, se lo dijimos siempre de forma leal. En el tema de la Plaza de Abastos, en las dietas indebidamente cobradas… Bien es cierto que él nunca nos hizo caso”, recordó Araújo.

En cuanto a la deslealtad a la que apela Ferreira para su expulsión del gobierno consideran que “no hay tal, la única deslealtad que hay es la suya con los votantes y los simpatizantes del Partido Socialista. Decir que somos desleales por no votarle a favor la asignación de un contrato de la basura con una empresa tiene su chiste, porque nosotros en ese pleno le dijimos textualmente que si él, el secretario del Concello y los técnicos nos explicaban de forma clara y por escrito que lo que se iba a votar no tenía ningún problema ni cuestión legal nosotros votábamos a favor”.

Además, desde Manifesto Miñor afirman que “sabemos ahora que tenía pactado con el PP y con IxG, ahora Ciudadanos, el apoyo a ese contrato, a cambio de nuestra expulsión del gobierno como así fue. Por lo tanto esa excusa absolutamente peregrina pudo ser otra”. Araújo se muestra convencido de que “siempre fuimos un estorbo para un alcalde que quiere convertir el Concello en una especie de casino”.

“Ahora pasaremos a la oposición, obviamente, sin ningún tipo de complejo, y con la satisfacción del trabajo hecho con honestidad, y obviamente nos pudimos equivocar, pero también le queremos decir al Sr. Paco Ferreira, que pasaremos a ser una oposición muy contundente, durísima, pero también rigurosa. Eso también que lo tenga claro. Con esta decisión que acaba de tomar, insisto apoyada por la derecha local, lo único que hizo fue adelantar cuatro meses la campaña electoral. Piensa que esto va a ser un paseo triunfal y piensa que va a hacer una campaña electoral permanente de hoy en adelante, se equivoca, porque nosotros vamos a estar ahí para ser oposición”.

Desde Manifesto Miñor aseguran que van a trabajar para crear alrededor su proyecto, pero abierto a todo el mundo, una alternativa galleguista y de izquierda real “a toda esta tropa que representa Paco Ferreira y la derecha local, que él también representa. Adelantó la campaña electoral cinco meses, pensando en que ahora va a vender nuestro trabajo, el que nosotros hicimos, esa es su intención, quedar él solo como vendedor del trabajo de los demás”.

“Nosotros lamentamos todo esto porque Gondomar perdió una oportunidad importante y todo esto que él provoca, que nosotros ya sabemos que a él no le importa sino no lo haría, lo que está haciendo es dándole facilidades a la derecha para que gobierne en el Concello. Todo lo que se hizo en Gondomar fuimos pioneros en todo el país, los microcréditos, el Centro de Día gestionado por una cooperativa de trabajo social, un PXOM con mucha participación, el voluntariado medio ambiental, el banco de tiempo, los composteros urbanos que se pusieron en marcha, el banco de alimentos con voluntariado…”.

“Paco Ferreira, cualquier consejo, ya no digamos crítica, cualquier recomendación, siempre la vio como una agresión, personal además, y una deslealtad”, concluyó Araújo.

Anuncios