Ferreira cesará del gobierno municipal a los tres concejales de Manifesto Miñor

A poco más de seis meses de las próximas elecciones municipales, el pacto de gobierno entre Partido Socialista y Manifesto Miñor llega a su fin. Los militantes y simpatizantes socialistas de Gondomar apoyaron este sábado al alcalde por unanimidad en su decisión de cesar del gobierno municipal a los tres concejales de Manifesto Miñor, Antonio Araújo, Xosé Antón Araúxo y Rocío Cambre, en la asamblea celebrada en la segunda planta de la Casa de la Cultura.

Desde hace meses, los desencuentros entre los socios de gobierno eran habituales, tanto en las redes sociales como nos medios de comunicación. Pero para el PSOE, la gota que colmó el vaso fue su actitud en el último pleno, por su deslealtad y falta de responsabilidad política ante un problema como la recogida de basura, el cierre del punto limpio y la situación de insalubridad y medio ambiente que padecemos los gondomareños, que tuvo que resolverse con los votos y apoyos de la oposición (PP y IxG), mientras los propios socios de gobierno se pusieron de perfil, a pesar que la aprobación de la empresa adjudicataria de la recogida de la basura era a única solución a un problema de salud pública”.

Para los socialistas este hecho, es además de la mayor irresponsabilidad política, “un retroceso imperdonable para los intereses de Gondomar y una deslealtad e irresponsabilidad política sin parangón (por parte de los socios de gobierno)”, algo que para los socialistas es “intolerable e injustificable”, y supone “un punto de inflexión meridianamente insalvable para continuar este mandato”. Segundo informó al alcalde, Paco Ferreira, el cese se producirá previsiblemente este mismo lunes, y las concejalías hasta ahora responsabilidad de los socios de gobierno serán asumidas por los cuatro miembros del gobierno socialista.

El 17 de julio de 2015, PSOE, Manifesto Miñor y CABE firmaron el pacto de gobierno en el cruceiro de Mañufe, conocido como “el lugar de los acuerdos”. Ferreira destacaba entonces que «hacemos realidad un pacto con el que Gondomar tendrá un gobierno fuerte, sólido y de izquierdas, que al final es la voluntad de los vecinos».

Josúe Villar aseguraba que «hoy es un día histórico, se abre una nueva etapa, una nueva oportunidad para Gondomar, para mostrar un cambio. Es una buena oportunidad para que la ciudadanía de Gondomar tenga protagonismo, y nuestra intención es hacer un gobierno coordinado, en el que la transparencia, la ética y la participación sean el día a día».

Por su parte, Araúxo incidía en que «estamos ante un gobierno sólido, un gobierno muy plural, y eso es el resultado de las urnas. Este es un gobierno que responde a los nuevos tiempos que corren en la política, y nosotros, estoy convencido, sabremos estar a la altura de esa responsabilidad, aunque hay mucho trabajo por hacer, yo casi diría, que está todo por hacer, y a partir de hoy mismo, nos pondremos a trabajar, que es de lo que se trata y es lo que Gondomar espera de nosotros».

Poco duraría el tripartito, ya que el 2 de febrero de 2016, los tres concejales de CABE, Josué Villar, Pauliño del Río y Jimena Varela, presentaban su renuncia a través del Registro Municipal, denunciando que habían detectado diferentes incumplimientos de los acuerdos firmados y descoordinación entre el grupo de gobierno. “Lo que CABE en ningún caso va a hacer es oposición desde el gobierno”, señalaban.

Anuncios