La Xunta inicia la construcción de las aceras en el tramo final de la carretera Gondomar-A Ramallosa

El Ayuntamiento de Nigrán celebra que la Xunta atendiera sus alegaciones y finalmente esté construyendo nuevas aceras en ambos sentidos en los últimos 240 metros de entrada de A Ramallosa hacia Gondomar. El gobierno autonómico rectifica de este modo lo contemplado en el proyecto de senda para ciclistas y peatones en la PO-340 que limitaba las aceras al margen izquierdo (dirección Gondomar-Ramallosa) y sólo hasta la Plaza de Abastos de la Avenida de Portugal. El Ayuntamiento de Nigrán manifestó desde el mismo momento en que conoció el proyecto, en agosto de 2017, su rechazo a que no se contemplaran ambos sentidos y a que en el lado derecho se talaran los olmos para construir un talud, circunstancia que ahora se evita.

“Las aceras de ese tramo estaban totalmente destrozadas, resultaban inaccesibles y provocaban las lógicas quejas de los vecinos”, señala el alcalde, Juan González, quien desde el Ayuntamiento intermedió con los vecinos para, precisamente, conseguir la cesión de terreno que evita en el margen izquierdo talar árboles y hacer un talud, como se preveía.

Esta nueva senda peatonal y ciclista de 3,5 km llegará hasta la glorieta de A Ramallosa, lo que permitirá que al fin la entrada a Ramallosa esté totalmente humanizada. “Desde el Ayuntamiento de Nigrán estamos abiertos a colaborar siempre con las demás administraciones en todos aquellos proyectos que, sin duda, benefician al municipio”, señala González, quien reitera la petición la Xunta para que también arregle las aceras de Otero Pedrayo.