Anuncios
Ticker de novas

El “Bosque da Memoria” de Chandebrito, un mensaje de sostenibilidad

FOTO: ALBERTO RODRÍGUEZ // Inauguración do "Bosque da Memoria" en Chandebrito.

Tras semanas de trabajo, este viernes se inauguró en la parroquia de Chandebrito el “Bosque da Memoria”, un espacio verde que pretende ser un punto de encuentro en torno a la sostenibilidad y el respeto hacia la naturaleza. Se trata de un área de descanso e interpretación al aire libre integrado por un total de 48 árboles autóctonos, ocho de cada una de las seis especies elegidas: acebos, abeleiras, castaños, cerezos, alcornoques y robles.

Situado a los pies del Castro, pretende ser un recuerdo vivo del paso de los incendios por esta zona en octubre del pasado año. Pero, además, este bosque busca convertirse en una muestra de la existencia de alternativas sostenibles y viables para los bosques gallegos al estar integrado por especies autóctonas, un mensaje de sostenibilidad tanto para los vecinos como para los visitantes de este espacio.

El bosque se complementa con la instalación de señalética y espacios especialmente concebidos para los visitantes a modo de centro de interpretación y zona de descanso. En su afán divulgador, estos paneles explicativos contienen información sobre las especies autóctonas utilizadas en la repoblación con la intención de dar a conocer entre la población estos árboles típicos de nuestros bosques. Un homenaje a los que sufrieron el incendio y sus consecuencias, y en especial a las dos vecinas que perdieron la vida cuando intentaban escapar del fuego en la zona.

Este espacio se enmarca en la acción “Árbores de Cinza” impulsada por la Asociación Galicia Ambiental y que ha contado con la colaboración directa de distintas asociaciones de la zona, como la Comunidad de Montes de Chandebrito y la Asociación de Vecinos “O Castro”, y otras de carácter internacional, como la Fundación C&A, de dicha cadena textil.

El acto, amenizado con la música del Grupo de Gaitas “O Castro” de Chandebrito, contó con la presencia del alcalde, Juan González, además de representantes de todas las entidades implicadas, como Víctor Vidal, presidente de la Comunidad de Montes, o Celina Bello Blanco, de la Fundación C&A, y decenas de vecinos y vecinas.

La inauguración del “Bosque da Memoria” fue el colofón a unas sesiones centradas en la biodiversidad, la lucha contra el fuego y la formación en materia ambiental. Las jornadas “Rural Sostible” contaron con diferentes relatores involucrados tanto en el proyecto como en la recuperación de la zona así como expertos en educación ambiental, que abordaron la huella de los incendios y alternativas sostenibles para los bosques gallegos.

Manuel Domínguez Rei, biólogo y educador ambiental, trató la rentabilidad del monte, presentando alternativas respetuosas con el medio ambiente y que también proporcionan un beneficio directo a los propietarios y vecinos, en definitiva, opciones más allá de las más populares centradas en especies alóctonas. El educador y divulgador ambiental, Antón Lois Estévez, abordó por una parte la contribución de las especies autóctonas a lograr una sostenibilidad tanto ambiental como económica del territorio, y, por otra parte, profundizó en la necesidad de combatir los fuegos con acciones preventivas durante las épocas de menor riesgo. Acciones de limpieza y silvicultura del monte son una herramienta cada vez más necesaria para evitar que las llamas arrasen los montes.

Otra de las acciones previstas para los próximos meses bajo el paraguas de “Árbores de Cinza”, impulsado por la asociación Galicia Ambiental y contando con la colaboración de la Fundación C&A, se centrará en proyectos de sensibilización ambiental en centros escolares de toda España. Una de estas propuestas arranca con la convocatoria de un programa de formación dirigido a mujeres censadas en Chandebrito que serán las encargadas de dar a conocer durante el curso escolar 2018/19 en los colegios la problemática de los incendios explicada “de primera mano”. Una propuesta para la que contarán, previamente, con el asesoramiento y formación de expertos forestales y de comunicación de la asociación Galicia Ambiental.

Una iniciativa con la que los escolares gallegos podrán conocer de primera mano las consecuencias de los fuegos forestales a través de los testimonios de vecinas que los vivieron en primera persona. Además, estas experiencias permitirán a los jóvenes conocer alternativas sostenibles mediante la recuperación de árboles autóctonos con los que reducir la incidencia de los fuegos forestales.

Esta acción culminará en octubre, con la publicación de un “libro – aniversario” del incendio que asoló sus valles y montes el pasado año y la entrega de dinero para la compra de centenares de árboles que serán plantados en marzo/abril de 2019 como colofón a la serie de acciones y colaboraciones con esta parroquia pontevedresa que simbolizará para siempre la capacidad de reponerse aprendiendo lecciones prácticas de una gran catástrofe.

Anuncios