La Xunta pone en marcha una campaña contra el “furtivismo de bañador”

FOTO: PEPE COSTAS // Praia da Ribeira.

La Consellería del Mar viene de poner en marcha a campaña “Non sexas pirata! Á praia vense a gozar, non saquear”, que tiene como objetivo concienciar a la ciudadanía sobre la ilegalidad que supone la extracción de marisco sin permiso de explotación. Esta iniciativa se viene desarrollando desde el 20 de julio y se prolongará hasta el 17 de agosto en las playas gallegas que reciben más visitantes y que cuentan con mayor producción marisquera y coincidiendo con la época de mayor afluencia de turistas.

La campaña de sensibilización consiste en la realización de 50 acciones en 35 arenales de 21 ayuntamientos costeros, 11 de ellos en A Coruña, nueve en Pontevedra y uno en Lugo. A través de ella se realizará una dinámica de juego educativo que pretende mostrar la labor que hay alrededor del marisqueo y de los profesionales que trabajan en esta actividad. En Baiona estará el 11 de agosto, de 10:00 a 14:00 horas en la playa Ladeira y de 15:30 a 19:30 en el arenal de Santa Marta, y el 14 de agosto de 10:00 a 14:00 horas en la playa Ribeira.

La Xunta solicitó la implicación del sector enviando a principios de este mes una misiva a todas las cofradías de Galicia para informarlas de su puesta en marcha. De este modo también se busca hacer hincapié en la importancia de luchar juntos contra la problemática del furtivismo de bañador, poner en valor la labor de los mariscadores y mariscadoras profesionales y hacer un llamamiento a la responsabilidad de cada bañista.

La campaña comenzó a desarrollarse en la Illa de Arousa, una de las zonas más afectadas por este tipo de furtivismo y también una de las más activas en el trabajo de concienciación. Este ayuntamiento destaca por la importancia del marisqueo, pues los mariscadores representan más de la mitad de los miembros de la cofradía de la Illa de Arousa y esta actividad supone la totalidad de las descargas y facturación en su lonja.

Además, esta iniciativa se viene a añadir a otras acciones que está desarrollando la propia cofradía de la Illa de Arousa, que pidió la colaboración de la Xunta en una reunión mantenida en la Consellería el pasado mes de abril. También se suma a otras iniciativas de sensibilización de la Consellería del Mar. Una de ellas es el proyecto piloto desarrollado en el 2016, que consistió en la entrega de 5.000 paipais en diversas cofradías de la provincia de Pontevedra con mensajes de concienciación. Otra es la aplicación móvil No piques, no peques, que lleva más de 10.000 descargas en las distintas plataformas móvil y que contiene información sobre la época óptima de consumo de productos del mar.

El furtivismo en las playas

Cada verano el Servicio de Guardacostas realiza entre 500 y 1.000 inspecciones en los arenales gallegos, en las que incluso se llegan a decomisar más de una tonelada de marisco. La Xunta recuerda que el furtivismo es un problema socioeconómico, ya que afecta a los mariscadores profesionales que tienen permiso de explotación, siembran el marisco, limpian las playas y pagan unos impuestos. También es un problema medioambiental, porque supone un perjuicio para el ecosistema, y de salud, pues puede suponer un riesgo para quien consume producto extraído y comercializado de manera ilegal al no haber pasado ningún tipo de control que lo avale.

Anuncios