Los lanzamientos practicados en Galicia el año pasado aumentaron un 4,6 por ciento

El número de ejecuciones hipotecarias iniciadas en Galicia el año pasado descendió un 6,5 por ciento con respecto a 2016. En 2017 se presentaron en la comunidad 1028 demandas, frente a las 1100 del año anterior, lo que supone un descenso interanual inferior a la media estatal (-37,8 %), según se desprende del informe ‘Efectos de la crisis económica en los órganos judiciales’ que hoy ha hecho público la Sección de Estadística del Consejo General del Poder Judicial. La cifra de ejecuciones hipotecarias solicitadas en Galicia en 2017 fue la más baja desde 2007, cuando se iniciaron 701.

El número de lanzamientos practicados el año pasado en Galicia fue de 2493, lo que supone un incremento del 4,6 % respecto a los 2384 de 2016. Los lanzamientos afectan a distintos tipos de inmuebles, no solo viviendas y, en el caso de estas, no solo a vivienda habitual. De los 2493, como consecuencia de procedimientos de ejecución hipotecaria se produjeron 757 (un 1,2 % menos que en 2016, cuando se registraron 766), mientras que han aumentado un 6,2 % los lanzamientos motivados por procedimientos derivados de la Ley de Arrendamientos Urbanos (impagos de alquiler), al pasar de 1544 en 2016 a 1639 el año pasado. Los lanzamientos enmarcados en el apartado de otras causas pasaron de 74 a 97. En el conjunto del Estado, el número de lanzamientos experimentó un descenso del 3,6 por ciento.

Baja también el número de concursos presentados en los juzgados de lo mercantil gallegos. Frente a los 319 que se registraron en 2016, se ha pasado a 293, lo que representa un descenso del 8,2 por ciento. Con respecto a los concursos de personas naturales no empresarias, que se tramitan en los juzgados de Primera Instancia, en Galicia se registraron a lo largo de 2016 40, frente a los 63 del año pasado.

Las 5515 demandas por despido presentadas en los Juzgados de lo Social gallegos en 2017 suponen un incremento interanual del 7,3 por ciento (en 2016 se registraron 5141). El informe señala que continúa el descenso de los procedimientos monitorios registrados. El año pasado en los Juzgados de Primera Instancia y de Primera Instancia e Instrucción de Galicia se presentaron 27 626 asuntos de este tipo, frente a los 29 631 de 2016, lo que supone una bajada del 6,8 %.

En Galicia se registraron el año pasado 32 expedientes del artículo 64 de la Ley Concursal, relativo a la modificación sustancial de las condiciones de trabajo de carácter colectivo (ERE’s), frente a los 36 de 2016, lo que supone un descenso del 11 por ciento.