13 centros del Val Miñor desarrollarán este curso la iniciativa de contratos-programa

FOTO: ALBERTO RODRÍGUEZ // CEP Xosé Neira Vilas en Peitieiros.

La Consellería de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria viene de publicar la resolución definitiva de los contratos-programa para el curso 2017/18, una vez los centros analizaron en los primeros meses de curso las necesidades de su alumnado. Un total de 212 centros públicos de la provincia de Pontevedra se beneficiarán de esta iniciativa, que tiene como objetivos promover la excelencia educativa y luchar contra el abandono escolar, un 12% más que en el curso anterior. En total se pondrán en marcha 575 iniciativas diferentes que se corresponden con alguna de las siete líneas de actuación que abarca esta iniciativa.

Los centros participantes en la comarca del Val Miñor son el CPI de Cova Terreña, el CEP de Sabarís y el CEIP de Belesar en Baiona; el CEIP Serra-Vincios, el CEIP Plurilingüe Souto-Donas, el CEP Xosé Neira Vilas, el IES Auga da Laxe y el IES Plurilingüe Terra de Turonio en Gondomar; y el IES Val Miñor, el IES Escolas Proval, el CEIP Mallón y el CEE de Panxón en Nigrán.

Instrumento de apoyo a los centros

Los contratos programa arrancaron hace seis años como instrumento de apoyo a los centros para que, dentro de su autonomía, puedan llevar a cabo un plan de mejora específico en función de las necesidades detectadas entre su alumnado. En la convocatoria de este año se incorporó una nueva línea de actuación (la séptima) exclusiva para el alumnado de 3º y 4º de ESO y de FP Básica que presenta bajos resultados académicos con el fin de reforzar, preferentemente, las competencias matemática, lingüística y en ciencia y tecnología.

Su finalidad última es conseguir una mejora de la calidad de la enseñanza para reducir el porcentaje de alumnado con bajo rendimiento. Para eso, cada centro docente analiza sus defectos y fortalezas y propone a la Administración educativa la firma de un documento, ‘el contrato-programa’, en el que se proponen actuaciones para la mejora del alumnado. De este modo, la actuación funciona como un ejercicio de autonomía de los centros, posibilitando que diseñen sus propios planes de mejora en base a sus necesidades particulares.

Por lo tanto, la iniciativa permite visibilizar y poner en valor el esfuerzo y la inversión, tanto del centro como de la Administración educativa, para el éxito escolar, haciendo partícipe al profesorado mediante el reconocimiento de su labor.

Anuncios