Vehículos y edificios amanecen con pintadas en A Ramallosa

Este domingo, al menos una decena de vehículos que estaban estacionados en A Ramallosa han amanecido con pintadas, al igual que algunos edificios. Tampoco faltan los habituales restos de cristales rotos. Los vecinos no dudan en afirmar que se tratan de los efectos de la reapertura de la conocida discoteca de la zona, en la que se celebró una fiesta de Halloween.

Uno de los afectados, vecino de la Calle Valle Inclán y que ya ha denunciado los hechos en el Cuartel de la Guardia Civil de Baiona, asegura que dejó el coche en frente de su casa a las 12 de la noche “y ya estaban haciendo botellón”. “Me fui a las 7:10 de la mañana porque tuve que trabajar y ya estaba el coche pintado, con unas letras y un pene en el capó”. Está convencido que el regreso del vandalismo es fruto de la reapertura de la discoteca, y pide ayuda pública para localizar a los autores.

Anuncios