Numerosos vecinos apoyan al GES del Val Miñor en sus reivindicaciones

El cuadro de personal del Grupo de Emergencias Supramunicipal (GES) del Val Miñor concluyó este jueves en Nigrán el calendario de movilizaciones para denunciar la precariedad laboral y reclamar un convenio colectivo que regule las condiciones de trabajo. Las protestas incluyeron concentraciones en el mercado de Sabarís y delante de las casas consistoriales de Baiona, donde también acudieron al Pleno, y Gondomar.

En esta ocasión, estuvieron arropados por decenas de personas, que frente al Ayuntamiento de Nigrán apoyaron sus reivindicaciones. Denuncian que el GES del Val Miñor carece desde hace diez años de un convenio colectivo que regule los derechos laborales del cuadro de personal, teniendo que aguantar unas condiciones salariales y materiales de absoluta precariedad. Así, critican que las nóminas rondan los 850 euros al mes y que los vehículos que usan para desplazarse y para apagar el fuego, así como las herramientas utilizadas para la excarcelación de personas, se encuentran en mal estado.

Después de leer la carta abierta dirigida a los vecinos y vecinas de la comarca, en la que relatan lo sucedido durante el fin de semana en el que los incendios forestales arrasaron los municipios de Baiona, Gondomar y Nigrán, una representante del GES intervino en el Pleno, que incluía en el orden del día una moción presentada por el BNG con el objetivo de intentar que los ayuntamientos reclamen a la Mancomunidad del Val Miñor la convocatoria de la Comisión creada al efecto en su seno, con el fin de acometer seriamente la definición y reorganización completa del servicio, ahondando en su carácter de Servicio Público Esencial, y que fue aprobada por unanimidad.

Anuncios