El Pleno de Baiona acuerda corregir y optimizar el Registro Municipal para evitar colapsos

Veciños de Baredo no Rexistro Municipal.

El Pleno de Baiona celebrado este jueves aprobó por unanimidad la moción presentada por el Bloque Nacionalista Gallego con el fin de corregir y optimizar el funcionamiento del Registro Municipal del Ayuntamiento tras los momentos de tensión vividos entre los días 11 y 13 de septiembre motivados por la ingente cantidad de alegatos presentados por vecinos de Baredo y también de otras parroquias al Plan das Costeiras.

En el acuerdo se establece notificar mediante nota aclaratoria en las dependencias del Registro Municipal que la firma en documento constituye método de identificación del solicitante por sí mismo y que no se necesita autorización expresa para la presentación de documentación.

Además, el Gobierno Municipal establecerá medios y procedimientos idóneos para la recepción masiva de documentación, escritos o cualquier otra solicitud, para aquellos momentos en los que sea necesario ponerlos la disposición del vecindario y, asimismo, evite el colapso del Registro Municipal.

El hecho de que un vecino quisiera registrar más de trescientos alegatos produjo una situación de saturación temporal del Registro municipal. Momentos antes, el BNG presentó más de treinta alegatos, que dejó en depósito a la espera de ser registradas durante el día.

La solución al colapso del Registro, por parte del Ayuntamiento de Baiona, fue a declarar que la presentación de documentación no podría ser recogida sino era entregada en persona por la firmante o sí no se llevaba una autorización expresa para tal fin.

Al día siguiente abría el Registro con una nota en la que se podía leer:

Conforme lo dispuesto en el 9 de ley 39/2015 de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas están «obligadas a verificar la identidad de los interesados en el procedimiento administrativo, mediante la comprobación de su nombre y apellidos o denominación o razón social, según corresponda, que consten en el Documento Nacional de Identidad o documento identificativo equivalente». Dicha identificación que solo puede llevarse a cabo de forma presencial en el registro municipal, o de forma electrónica «a través de cualquier sistema que cuente con un registro previo como usuario que permita garantizar su identidad», admitiéndose los sistemas de identificación del art. 9.2 en la sede http://baiona.sedelectronica.gal.

Y el artículo 11 de la LPAPC señala que con carácter general, para realizar cualquier actuación prevista en el procedimiento administrativo, será suficiente con que los interesados acrediten previamente su identidad a través de cualquiera de los medios de identificación previstos en esta Ley y el artículo 5 del mismo texto legal señala que para formular solicitudes, presentar declaraciones responsables o comunicaciones, interponer recursos, desistir acciones y renunciar a derechos en nombre de otra persona, deberá acreditarse la representación. Para los actos y gestiones de mero trámite se presumirá aquella representación.

Es por ello por lo que la Administración verificará la identidad de los interesados con motivo de la presentación de solicitudes, instancias, alegaciones, debiendo los interesados acreditar su identidad mediante la exhibición del DNI y en caso de actuar en nombre de otra persona deberá acreditarse la representación en los casos que legalmente proceda.

En ese mismo día el BNG advirtió tanto a la Secretaria del Ayuntamiento como a su Alcalde que consideraba que aquella notificación no se ajustaba a derecho, mas que era razonable buscar vías que no volvieran a bloquear el Registro municipal.

A propia iniciativa, el BNG solicitó hablar con la Secretaria del Ayuntamiento y sugirió que se aceptara una presentación múltiple de alegatos con una sola inscripción registral, permitiendo así la entrega de las mismas sin que se bloqueara el normal funcionamiento del Registro. Este mismo procedimiento fue aceptado por el Alcalde de Baiona en un encuentro improvisado con una representación de los vecinos y vecinas presentes, comprometiéndose a que ese procedimiento era válido y aceptado.

Ante esta oferta los vecinos y vecinas, convencidas de que la advertencia expuesta no se ajustaba a la legalidad, insistieron en buscar vías de registro alternativas, a lo que el BNG de nuevo informó que en el Registro de la Xunta en Vigo serían aceptados los alegatos independientemente de su número.

Tras consultar el BNG con su departamento jurídico, clarificó aquello que se había informado en el mismo momento de lectura del aviso municipal. El artículo 10.1 de la LPAPC, obviado en la comunicación del Ayuntamiento de Baiona, señala que los interesados podrán firmar a través de cualquier medio que permita acreditar la autenticidad de la expresión de su voluntad y consentimiento, así como la integridad e inalterabilidad del documento. También el artículo 10.4 hace mención a que cuando los interesados empleen un sistema de firma de los previstos en ese artículo, su identidad se entenderá ya acreditada mediante el propio acto de la firma.

Por tanto, la firma manual es obviamente válida, tal y como relata el artículo 10.4, la firma de un documento absorve la identificación, por lo que cuando se presenta un documento que está firmado no hay que verificar ni comprobar la identidad, pudiendo presentar este documento cualquier persona.